lunes, 23 de junio de 2014

LMEDA Mundial: Pablo Comas, más cappista que Cappa

Mientras celebramos la ya segura presencia argentina en los octavos de final de Brasil 2014 -fui un iluso al creer que con los partidos de la Selección iba a descansar de Racing...-, continuamos con La Música es del Aire Mundial. Esta vez, expone sus sentimientos líricos Pablo Comas, voz y guitarra de Alucinaria y Vacaciones en Globo, dos recomendabilísimas bandas de la ciudad de Rosario.

Pablo deja varias definiciones para el debate: discute a los técnicos que sólo vencen cuando tienen un plantel de calidad; cree que el menottismo es trasladable a la vida; y está ofendido con el estilo de su Rosario Central, mientras defiende a muerte al Huracán de 2009 y la Selección Argentina de Marcelo Bielsa.


EL ÚLTIMO MENOTTISTA

¿Hincha de?
Soy de Rosario Central

¿Sos futbolero o te da igual?
Sí, futbolero.... ¡Menottista, aviso! Es más: menottista y más cappista que Cappa. Defiendo a Cappa a muerte.

Ah, vos estás totalmente loco (risas).
Soy un menottista raro, igual. Siento un rechazo importante por Riquelme; soy hincha de un equipo sin tradición de buen fútbol y simpatizo con otro equipo que ha hecho un culto del juego especulativo y guerrero (Estudiantes).

¡No podés ser menottista y simpatizar por Estudiantes!
Soy hijo del dilema, y por eso en mi corazón habita lo imposible, pero es así (risas). De hecho, no banco a Independiente y sí banco a Racing. Y soy menottista. Todos mis amigos dicen que yo sería un excelente panelista de programas de fútbol; meto polémica.

¿De dónde surge ese menottismo?
Lo que me interesa del fútbol es ese doble rostro: algo así como un arte escénico por un lado, y un espectáculo de masas por el otro. En cualquier caso me interesa la idea del espectáculo. A mí me erotiza la puesta en escena más o menos coreografiada de 11 tipos organizados en pos de llegar a un clímax, pero no sin antes ofrecer el mejor paso de baile.
Dicho esto, puedo decir que soy hincha de Central porque es así, porque me tocó y no puedo evitarlo. Pero más soy hincha de lo que considero buen fútbol. Menotti es el símbolo de eso, desde lo meramente teórico. Desde la praxis podría mencionar a varios... No voy a mencionar a esos dos, porque son obvios.

¿Qué dos? ¿El Barcelona y…?
La Naranja Mecánica y el Barsa, está claro. De la Naranja vi documentales y fragmentos de partidos. Aunque también, para mencionar algo más cercano, podría mencionar al Huracán de Cappa de 2009… Es el mejor equipo local que yo haya visto desde que miro fútbol (desde el ’97 en adelante, antes era muy chico).

Ese equipo nos gustaba a todos, fue una lástima cómo perdió.
Si, una lástima. Pero como suele pasar con los equipos míticos, uno los recuerda aunque no haya campeonado. Yo de ese equipo recuerdo la formación completa, y en cambio, del Vélez campeón no me acuerdo más que de 4 o 5 jugadores...

¿Y por qué "más cappista que Cappa"?
Es que Cappa es una idea sobre el fútbol. Da igual qué haya hecho. Ramón Díaz ganó más cosas, pero para mí no representa nada. Cappa es una idea, una pasión (risas). Para mi un técnico se define mucho por su capacidad de optimizar lo que tiene. Por ejemplo, Pastore y Bolatti son creaciones de Cappa, los invento él.

En aquel equipo hizo jugar bien a Arano, a Araujo... ¡a Dominguez! Inventó a Goltz también.
Claro. Y así como Cappa, hay otros. Gareca es un gran técnico, Martino lo es, Bielsa lo es. ¿Vos viste lo que hizo Bielsa con el Athletic de Bilbao? ¿Vos habías visto al Bilbao jugar antes de Bielsa? ¿O te acordás de Chile antes de Bielsa? Eso es lo que para mi define a un técnico. Chile era una selección de mierda, hasta que Bielsa les hizo picar el bichito de la grandeza. Y hoy Chile, con nada -porque convengamos, tiene 3 jugadores y lo demás es pasto-, pase lo que pase, te sale a jugar con el pecho inflado. Como si tuvieran la obligación de campeonar.

Igual Chile tiene una buena generación de jugadores...
Sí, pero hoy Chile, naturalmente, siente que tiene que salir a ganar. Fijate cómo perdura la actitud bielsista. Se enamoraron del fútbol: se enamoraron de tener la pelota, de jugarla, de patear al arco. La importancia de jugar sin mirarle los dorsales al rival. Parece una estupidez pero, realmente, hay gente en el fútbol que no está enamorada de todo eso. Hay tipos que están un poco sobrevalorados... Ramón, o el Tolo Gallego son muchachos que no tienen una visión del fútbol, no tienen un sello. No se trata de que te guste el juego ofensivo o no, o de tenencia o no, sino que se trata de cómo una idea impregna a gente que no tiene tradición como para tenerla. Ojo, tampoco creo que sea una pavada saber disponer de lo que tenés, saber tratar con cracks que ganan el cuádruple que vos y que pueden no respetarte; la presión de tener que ganar siempre, etcétera.


CENTRAL, LA SELECCIÓN Y EL MENOTTISMO MUSICAL

¿Sos de ir a la cancha? Rosario es especial con el fútbol.
Dejé de ir a la cancha en el 2008, por ahí. Es una locura ir a la cancha, al menos en Rosario: mucha guita, mucha locura. Hoy, sólo soy un fanático televisivo. Y me la re banco, je.

¿Cómo pasaste los años de Central en la B? ¿Ahí fue cuando dejaste de ir?
No, dejé de ir antes. Porque me fastidia ver la poca trascendencia futbolística de mi equipo. Ya cuando nos fuimos a la B, dejé de verlo. No estoy de acuerdo con eso de “en las buenas y en las malas”. Uno se enamora de la gloria: no trofeos, sino gloria... trascendencia, mística. Cuando no hay gloria ni mística ya da igual.

¿No mirabas los partidos de Central?
Cuando estuvimos en la B, reaccioné ofendido y sólo mire al Barsa. Ojo: ahora que estamos en Primera, no dejé de estar ofendido. No soporto ver a mi equipo mendigar empates con Defensa y Justicia... No puedo tolerar ver a mi equipo tirar centros desesperados para ver si alguno la raspa con la cabeza.
A mi dame mística y yo voy con vos, hasta el final. No me des campeonatos: dame mística. A la Selección de Bielsa la banqué y la seguí bancando aun eliminados en primera ronda. Para mí, Bielsa debería ser el DT de la Selección de por vida, aun así. Porque es la única Selección con mística que yo haya visto. Ese equipo era excelente. Y sí, aun eliminados en primera ronda, nunca fui tan feliz como mirando esa Selección jugar... Aparte, en ese equipo jugaban los dos mejores jugadores argentinos que vi, después de Messi, los dos tipos con más huevos y jerarquía que vi en mi vida. Y estoy dispuesto a bancar esta parada sin claudicar: Sorín y Verón. (Sí, aun el Verón que jugó contra Inglaterra...).

¿Podría decirse entonces que mirás con más entusiasmo el Mundial que la liga argentina? Se supone que en el Mundial están los mejores...
Yo, antes que nada, soy hincha de la Selección (ah, si, un pecado para La Biblia del Hincha Argentino). Así que, el Mundial, ante todo.

¡Pecado mortal, diría Charly!
Si, a diferencia de lo que opinaría cualquiera. Antes que ver a Central ganando la Libertadores (lo pienso y me causa gracia...) quiero verlo a Lionel levantando la Copa en el Maracaná.
Respecto a que se vea el mejor fútbol en el Mundial, ¡no! Por lo general las selecciones juegan feo, porque son casi siempre equipos virtuales. Nuestra actual Selección es un equipo virtual. Pero bueno, un Mundial siempre sorprende. Quizás nos sorprendamos [Nota: la charla se dio horas antes del comienzo del Mundial].

¿Creés que esa búsqueda estética que tenés al ver fútbol tiene relación con tu búsqueda musical?
¡Sin dudas! Para mí es mejor un buen disco que 10 discos regulares. Es mejor una sola gran canción, que 10 de relleno. Me declaro menottista en todas las esferas de la vida.

¿Podrías citar algunos ejemplos de menottismo musical?
La Perla Irregular es menottismo musical. Beatles, Scott Walker, Spinetta. Y claro... ¡Pet Sounds!
Hay una frase que cito siempre, que es del gran filósofo Ángel Cappa y que la aplicaría a la vida misma: "El fútbol no se trata de la vida y la muerte, sino de algo mucho más importante... jugar". Y jugar, es para mí, jugar a pleno, con toda. Con pasión y creatividad.

¿Y si le estamos ganando la final a Brasil sobre la hora?
Está claro que si estamos ganando 1-0 en la final contra Brasil y faltan 10 minutos, soy el primero en pedirle a Mascherano que le pegue al primer brasilero que encuentre, y a Romero que haga tiempo (risas).

Ah, ¡se te acabó el lirismo! (Risas).
Tal cual. En realidad, lo que haría es pedir que el equipo retenga la pelota, que no la pierdan y jueguen despacio, con el nerviosismo del rival. El Atlético de Madrid perdió la final de la Champions League porque lo dirige un bilardista como Simeone. Obviamente, hay que estar en esos zapatos y ahí, pero en vez de pedirles que jueguen lento para que los del Real fueran al choque, todos nerviosos; mandó los buques de guerra al área, a defender. Igual que Sabella dirigiendo a Estudiantes contra el Barsa en aquella final... Ellos creen que se defienden mejor metiendo gente en el área y revoleando la pelota. La mejor manera es pisándola, reteniendo la pelota para que el rival se cague en angustia y empiece a hacerte faltas (risas). Pero los tipos prenden la alarma y te meten 8 jugadores a revolear la pelota… Y pasa lo de siempre: gol en el último minuto.

Te imagino mirando esa final por TV.
A mí mis amigos, cada vez que vemos un partido, me quieren matar (risas). Siempre termino gritándole a alguno “Sos un antifútbol”; y otro me contesta “Salí de acá, delirante”, cosas así (más risas). La parte en la que hago berrinches cuando juego al futbol te la cuento en persona...

Debés ser insoportable.
Soy lo peor que te puede pasar (risas finales).


[Foto de Pablo en escena, por Melisa Quinteros.]

2 comentarios:

Frodo dijo...

Muy bueno eso de citar ejemplos de menottismo musical. Estaría bueno hacer un carusolombardismo musical
¿qué bandas entrarían ahi?

Santiago Segura dijo...

Las raspadoras y puro corazón, pero con un poco de humo. No me animo a mencionar ninguna...