lunes, 28 de mayo de 2012

Uf Caruf!, el sello-usina de La Plata



Es sabido que La Plata es un micromundo donde se suceden cantidades de eventos artísticos. Gracias, en buena parte, a su condición de ciudad universitaria que alberga a miles de jóvenes llegados desde todos los puntos del país, la tierra de pinchas y triperos tiene una tradición de éxitos y sucesos varios (no es lo mismo) dentro de la entelequia “rock nacional”: desde La Cofradía de la Flor Solar, pasando por los mismísimos Redondos y Virus, la alternatividad noventosa de los Peligrosos Gorriones y el rocanrol '00 de Guasones. Además de ser la cuna de muchos grupos de peso, actualmente es la plaza en la que parece haber mayor efusividad under, representada por un crisol de bandas (?) emergentes y furiosas, muchas excelentes, todas entusiastas.
Debe haber algo en el aire, seguro.

Es en este contexto que hace poco más de dos años y medio surgió uno de los proyectos más interesantes en la actualidad del under bonaerense global: el sello Uf Caruf! Discos, creado y gestionado por un grupo de músicos talentosos para componer bonitas canciones pero también para difundir lo que hacen. El sitio oficial nos tira algunas pautas:

"Uf Caruf! defiende la idea de que CULTURA ES COMPARTIR. (…) Aspiramos a una cultura mucho más allá de las modas y la repetición de formulas de entretenimiento que anulan la creatividad. Utilizamos las nuevas tecnologías para amplificar nuestra voz.
Todos los discos, videos, letras están disponibles aquí para escuchar, descargar, grabar en un CD y compartirlo con tus seres queridos. Los invitamos a vernos tocar en vivo y comprar los CDs que fabricamos. Ahí estamos nosotros, sin intermediarios y pueden devolvernos lo que generamos con nuestro oficio y ayudarnos a seguir creciendo.
El objetivo de UF CARUF! es crear.
Por eso cantamos
".

Miro y su Fabulosa Orquesta de Juguete, por Manuel Cascallar

Sentí que un grupo de músicos con tan noble propuesta y tantas buenas canciones -porque UC no se trata sólo de buenas intenciones discursivas- tenía algo más que decir. Y así fue. Un poco al azar y otro poco porque me gustaron sus discos, consulté respecto de diversas cuestiones del sello y de sus grupos a cuatro miembros de Uf Caruf!, y el que toma la posta es Lautaro Barceló (que toca en y con Miro y su Fabulosa Orquesta de Juguete, Laura Citarella, Orquesta de Perros y Campamento; además de ser solista) y nos relata cómo se gestó la criatura: “El sello nació para formalizar una relación de grupo que nos une hace un tiempazo. En 2008 varios núcleos de solistas y músicos empezaron a cruzarse en fechas, a armar cosas en conjunto, y nos fuimos mezclando y fusionando. Así creamos el colectivo de solistas y bandas Tocate Mil, que básicamente se dedicó a organizar fechas y falló en casi todo lo demás. De esa historia, surgió la primera banda producto de este cruce de planetas, que fue Orquesta de Perros. Cuando nos dispusimos a grabar nuestro primer disco, mandé un email a todos los Tocate Mil para dar un paso más y conformar un sello. Casi todos se sumaron a las filas. Y tras algunos tropezones, finalmente soltamos a la web Perros de Orquesta, siendo este el primer paso de Uf Caruf! como sello. Luego, todo lo demás”.

Pablo Matías Vidal -coequiper de Barceló en Orquesta de Perros y también solista- se anima a agregar algo más: “Hago hincapié en que el núcleo de todo esto es la relación de amistad que nos une, antes que una empatía musical o una necesidad estratégica. Las nuevas incorporaciones surgen por decantación, como manera de formalizar algo que en la cotidianeidad de recitales y encuentros ya es moneda corriente. Un cariño y un respeto mutuo”. Vidal habla de incorporaciones porque el sello continúa nutriéndose de nuevos valores, a quienes Barceló define como “amigos legendarios, gente con la que tenemos total empatía y con la que trabajamos felices. Siempre debe haber consenso para que entre gente nueva pero dada la naturalidad con que absorbimos a recién llegados (que para nosotros, de ‘recién llegados’ no tienen nada), se sobreentiende para dentro y para fuera, que Uf Caruf! es un sello exclusivamente de amigos, que no busca sponsorear ni amontonar bandas”.

Orquesta de Perros, por Manuel Cascallar

Los participantes de esta nota, más allá de sus tareas en diversos grupos del sello, llevan en paralelo una faceta solista. Ramiro García Morete, o sea, Miro (sí, el de la Fabulosa Orquesta; de oficio periodista) entra en acción y nos cuenta cómo llegó a su recomendadísimo y oscuro primer opus solista, El olor de la sangre, el que encaró con su seudónimo de Míster: “Tenía una cantidad importante de temas que iban quedado afuera de Miro y su FODJ... quizá tenían que ver con una búsqueda más individual y propia. O sencillamente, no son tan buenos como los que sí hacemos con la banda, je. Yo confío mucho en el juicio de los chicos y las canciones van quedando naturalmente, acorde a la dinámica del grupo. Así que en el verano, en medio de un descanso programado de la banda, grabé El Olor de la sangre. Y por supuesto, colaboraron algunos de los chicos del grupo”.

Uf Caruf! funciona como una factoría de canciones (algo que se puede comprobar en el Proyecto Lupacchiotto de Lautaro) y Pablo se explaya al respecto: “Éste es un oficio dispar, y en mi caso muy ligado a pugnas anímicas”. Para ejemplificar, cuenta que en 2011 sólo hizo dos canciones, “y capaz que entre 2007 y 2010 hice cuatrocientas, sin exagerar”. Laura Citarella, el cuarto elemento en cuestión, interviene en la discusión desde su posición de solista que a su vez es cineasta (dije: “Es sabido que La Plata es un micromundo donde se suceden cantidades de eventos artísticos”) y tiene que repartirse entre dos mundos con urgencias de distinta índole. Me cuenta que hace tiempo planea grabar un disco, pero... “Ha sido muy difícil concentrarme y sentarme a grabar (además de que soy una pésima operadora de grabación). En el medio hice una película y ahora estoy haciendo otra. Y tengo a medio terminar un centenar de canciones”. Afirma que combinar ambos mundos es muy complicado: “A veces estoy más enamorada (esa es la palabra) de una disciplina, a veces de otra. A veces estoy haciendo canciones y casi que no miro películas. A veces estoy haciendo películas y casi que no puedo ni tocar la guitarra. Pero la voy llevando y, como sea, siempre termino haciendo ambas cosas”.

***

A la hora de sacar cálculos, la tarea es simple: los discos del sello se financian con los shows en vivo más el dinero particular que cada uno de los músicos está dispuesto a donar para la causa. Lautaro me asegura que éste es un proyecto a largo plazo, y la idea es producir cada vez mejores discos. Entonces, Uf Caruf! retira un porcentaje de los shows organizados por el sello para gráfica y demás, pero hasta ahí: “Por supuesto que cada vez estamos más cancheros para abaratar los costos, y ya algunos proyectos se bancan solos”.
Recientemente, uno de los grupos en los que participa, Orquesta de Perros, editó un (también, excelente) nuevo disco, Roles y oficios, a la vez que Miro y su Fabulosa Orquesta de Juguete, según nos avisa el propio Ramiro, está grabando su próximo opus: “Empezamos a grabar las nuevas canciones -bajos y acústicas- pero sin apuro, dado el factor económico. Falta muchísimo, pero valdrá la pena seguramente”. Pero la producción no termina allí: Barceló también está registrando un disco solista en el Estudio Nakao, con la idea de incluir en él todas las canciones que no terminan ni en Orquesta de Perros ni en Campamento, grupo que comparte con Teo Caminos y Juan Artero (y que, vaya casualidad, “se dio por amistad”).

 Laura Citarella, por The Darck Flack.

Lautaro asevera que todos los músicos que participan de Uf Caruf! colocan en “un lugar sagrado” a las canciones, “pero sin impostar o vender algo que no somos. Si bien jugamos ‘al rock’, cuando se apagan las luces todos volvemos a ser como siempre: gente común que ama esto y lo va a tratar de hacer de la mejor forma posible”. Pablo asegura, convencido: “Veo venir canciones desde los 15 años y me gusta estar acá todavía para alojarlas... El día que me aburra me pongo un fonobar (¡tienen que volver!)”.
Y Laura remata la nota, quizá definiendo un estilo de vida, casi sin darse cuenta de que está entregándome en las manos el cierre para este texto con un mini manifiesto sobre el amor a las artes -en su caso, la música y el cine- y su entrega total a ese mundo: “Cuando entro en esos estados de andar medio estallada, de repente encuentro en escuchar una canción (y mejor, cantarla yo misma) la salvación. Eso quiere decir, supongo, que no hay una preferencia concreta, sino una compensación perfecta. Casi tan perfecta que me resulta raro pensar en vivir sin una u otra. La cosa es que empecé a sentir alivio el día en que asumí que la cosa iba a ser así, que tenía que bajar la ansiedad, que sufrir por no estar haciendo aquello que 'debería estar haciendo' era entorpecer un proceso natural, que es así... Caótico, interminable, que genera muchísimas cosas inconclusas. Pero que, a la larga, todo esto es parte de un todo que es la vida y así es como decidí que la quería tener... Espero que todo esto no termine en un ACV”.

***

(Miro da lugar a un pedido que hace extensivo de todos los músicos que integran Uf Caruf!: que ayudemos a que Pura Vida, el bar-reducto por excelencia de los grupos del sello -donde juegan de locales-, no cierre sus puertas. Nos avisa de la presentación de un petitorio en contra del cierre del local, presentado al municipio de la ciudad y al que adhirieron 700 personas: “Pura Vida se ha erigido en los últimos años como un emblema no sólo del rock under nacional sino también como un espacio donde se promueven las manifestaciones artísticas bajo ciertas pautas de respeto, como no cobrar a los músicos por tocar y dejarles el manejo de la puerta (arreglo que lamentablemente no ocurre usualmente en otros bares)”.
Deseamos desde acá que se resuelva la situación, mientras los grupos de Uf Caruf! (y otros) siguen presentándose en un lugar que, como lo que hacen ellos con sus canciones, representa cabalmente lo que enuncia su nombre: pura vida).

"Reunión de carufos", por Victoria Lagomarsino. De izquierda a derecha: Sebastián Paunero, Laura Citarella, Lautaro Barceló, Pablo Matías Vidal y Juan Artero.


ANEXO: LANZAMIENTOS 2012 DE UF CARUF! DISCOS
(CLIC EN LOS NOMBRES PARA BAJAR)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Acá escuchando la música de Nazareno Dhroso, Canciones para tomar unos mates, que pusieron a disposición en el blog. Muy linda!!

Santiago Segura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.