miércoles, 14 de julio de 2010

Ir por (la senda) colectora

Nota para el lector: esto ya se ha hecho y visto en varios lares. Pero igual es divertido y se me canta repetirlo a mi manera.

NPEL 2: el afiche que ven originó este escrito. Para más información, haga clic aquí.


Hay distintas clases de enfermos respecto del coleccionismo en la música. Hay gente que tiene muchos discos pero no tiene ese afán compilador (e incluso hay quienes desde el advenimiento de Internet dejaron de comprar discos). A mí, que aunque baje mucho sigo comprando en cantidades también -por la edad podría ser un bajador que no compra, pero creo que el coleccionismo a esta altura tiene poco que ver con cuestiones de edad, es o no es- me resulta divertido saber cómo la gente colecciona discos. Creo que cualquiera que guste de tener el disco como objeto es un coleccionista, al menos potencial. Por eso, cuando visito una casa en donde la discoteca está a la vista, no puedo evitar posar los ojos sobre ella primero para, si se me permite luego -y si hace falta aclarar que soy obsesivamente cuidadoso con los discos, hacerlo- meter mano a los que me interesen más. Alguna vez me dieron ganas de robar algún disco pero no me animé, en realidad ganó el respeto por el otro.

Para ver qué tal son ustedes, los que leen esto, les propongo una especie de cuestionario para que cuenten cómo llevan la vida de su discoteca, por qué siguen comprando discos -o por qué no compran más, lo cual también es toda una postura- entre otras cuestiones.
Pero primero les cuento mi caso, para que de paso vean qué es lo que quiero que me cuenten:

Debo andar cerca de los 300 discos -si bien no es una mala cifra me parece poco-, que vengo comprando desde mis doce años, o sea la mitad de mi vida. Por cuestiones lógicas, en aquella época no compraba mucho, cuando empezás a tener más guita propia te largás más. Me gustaría tener 1000 discos por lo menos, es otro numerito. Ya llegaré.
Esta idea de charlar sobre los discos surgió luego de que un amigo de mi cuñado me preguntara el otro día, después de ver mis discos, cuál era el que más había escuchado de todos, cuál era el más raro y/o preciado y cosas así. Cuento entonces: el disco que creo que más escuché es Singles Collection, el triple de los Stones con los singles de comienzos de su carrera hasta el ’70 más o menos; creo que no tengo discos decididamente raros aunque tenga algunos importados. Revisando, quizá el más raro sea Being there de Wilco pero no por ser en sí un disco extraño, sino por sus condiciones técnicas: me lo compró mi novia con la caja rota y un 305 escrito en fibrón negro que luego intentó ser borrado sin suerte por -imagino- su dueño anterior. No entiendo a quién se le ocurrió escribir un número sobre la tapa de un disco, pero lo hizo. En cuanto a lo otro, Marquee moon de Television y Bryter layter de Nick Drake son algo así como mis discos mimados, pero esa es una pregunta más difícil de responder porque casi todos tienen algo.

Los CDs ya no me entran en el espacio que tengo. Como tengo un equipo de audio en el comedor de casa y otro en la pieza, siempre dejo en el comedor (más o menos) diez álbumes que quiera escuchar. En mi cuarto los tengo divididos en distintas bateas: una de grupos nacionales -en realidad en español, porque Raro de El Cuarteto de Nos, por ejemplo, está ahí-, otra de solistas y otras dos con el mismo rótulo pero internacionales, aunque ahí se me mezclan más por cuestiones de espacios (hay que encastrar todo como se pueda). El orden es el siguiente: de arriba para abajo, comienzo con los artistas de los que más discos tengo hasta llegar a los que menos, y los discos de cada grupo/solista están ordenados por su salida, estando arriba de todo el más nuevo. Cuando tengo la misma cantidad de discos de dos bandas, elijo arbitrariamente cuál va arriba, excepto que haya algún disco doble o triple: ahí gana la banda que tenga más producción.

Uno de los problemas (?) que surge al momento de ordenar se da cuando aparece algún disco en colaboración. ¿Dónde lo ponés? Yo resuelvo por gusto o cantidad. Para que entiendan doy un ejemplo: La la la, de la dupla Paez-Spinetta, está metido entre mis discos del Flaco y no en los de Fito, sencillamente porque tengo más discos de Luis y porque -esto correría si tuviera la misma cantidad de discos de ambos- me gusta más.
Otro problema, al menos para mi discoteca en la que predomina el rock, sucede con los discos instrumentales. Pero es un inconveniente de simple resolución, lo arreglo fácil: nada de ponerlos juntos, las categorías siguen siendo las mismas cuatro que antes aunque no cante nadie. En síntesis, no ordeno ni por género ni alfabéticamente. Cuanto tenga miles de discos veré.

Vamos a los box-sets: poseo algunos, aunque me gustaría tener muchos más y la suerte de que me caigan todos los discos gratis al programa de radio que no tengo (!). El más groso en cantidad de discos es el más nuevito, Una celebración del rock argentino, que consta de nueve CDs y un librillo de varias páginas, seguido de lejos por El salmón de Calamaro, de 5 dedos, como decía su autor, y De Ushuaia a La Quiaca, de 4 discos (la edición 20º aniversario).
El artista del que más discos tengo si sumo todos sus proyectos es Luis Alberto Spinetta: entre los 11 solistas, el dúo con Fito, los 3 de Pescado e Invisible,
los dos primeros de Almendra y uno de Jade, llego a 21 compactos del Flaco. El que le sigue, de lejos, es Bob Dylan con 13.

El primer disco que compré fue La paciencia de la araña de Caballeros de la Quema y todavía lo tengo por ahí, el último -fue regalo pero lo elegí yo, así que lo cuento como compra-, Black and blue de los Stones, era una deuda pendiente. El LP que más barato me salió y que compré sólo por eso, fue Vision valley de The Vines: cuando lo escuché entendí por qué salía 7 pesos, fue esa primera escucha y un nunca más, ahora está al fondo de la pila... quizá algún día le dé otra chance. El más caro fue el box-set de Celebración producido por Nebbia, que igual lo garpé a un precio mucho más bajo de lo que sale en Musimundo y con DVD y libro incluidos. En realidad me salió súper barato, digamos.
Nunca compré un disco por su tapa.

Por supuesto, así como uno tiene maneras bastante peculiares de manejarse con sus discos, también las tiene con los mp3. Les cuento un par de manías: a cada copia le hago una carátula que indica los álbumes que tiene el disquito y su respectivo año de edición. A veces trato de que la selección de discos -si no es la discografía de un grupo en particular- tenga cierta coherencia, aunque otras hay que aprovechar megabytes y quedan metidos en un CD el último disco de Liliana Herrero con el primero de Kyuss. Al fin y al cabo es música que me gusta y si está todo escrito la encontraré.
En caso de que el mp3 contenga la discografía de un grupo prolífico que sacó más de un disco en alguna época de mágica inspiración por parte de sus autores –siempre pasa con grupos de los ’60 y ’70, está claro, no con los de ahora; el mercado ha cambiado, además-, se indica el orden con un número entre paréntesis al lado del año de edición del disco. Por ejemplo, si tuviéramos la discografía de los Beatles, sería: 1963 (1) – Please please me, 1963 (2) – With The Beatles y así sucesivamente. Siempre se pone el año primero.

Para el final les dejo un pequeño detalle sobre el tema: si alguien me saca un disco de su lugar correspondiente, lo escucha y vuelve a dejarlo donde estaba, de igual manera me doy cuenta de que lo sacaron. Varias veces lo consulté y no hacen más que darme la razón: habían sacado equis disco para escucharlo. Lo que no me dan es la receta para curarme...
Y bueh, todo no se puede.


(Espero que después de leer, por favor no se asusten y sigan entrando a charlar de música. Y abro el juego para que cuenten ustedes sus locuras y ordenamientos de discos, a ver si de paso me dan nuevas ideas para aplicar con mi colección).


28 comentarios:

Juan Pablo Borzani dijo...

Parte 2:
En este momento supero los más de 1000 cds originales (siempre dentro de paraguas llamado Rock), sin contar los varios box que tengo, por ejemplo, la nueva de los Beatles en Stereo, Cream, The Police, Creedence, Black Crowes, Rolling Stones, Led Zeppelín y Aerosmith (la box of fire, la compré cuando salió en 1994. Recuerdo que estaba a $ 125, 00 y la pagué toda con monedas que tenía ahorradas jajaja). Pero la caja más mimada y que más quiero es la que sacó Pink Floyd en el 2008. La presentación de los cds son como en replica de los vinilos. Un lujo.
Este año me regalaron unos 15 vinilos una compañera de laburo que los tenía al pedo y me dijo que si los queria me los daba. Con la música tengo el si fácil jajaja, así que no me quedó otra que conseguirme una bandeja. Que belleza que es el vinilo, no sé si a nivel sonoro, pero a nivel artístico, no hay con que darle. Entre ellos se encuentran Abbey Road y Let It Be de The Beatles y la reliquia de Noticias del Mundo (News Of The World, 1977) the Queen, que acá fue censurado en la época de la dictadura.
En referencia a cómo se ordenan los cds, mi manera es la siguiente. Tengo hace años un mueble hecho a medida tipo repisa exclusivo para cds (ya me quedó recontra chico y ahora los apilo también en otros lados). Los tengo divididos en 4 rubros. CASTELLANO (aunque mejor dicho tendría que ser latino, porque ahí tengo incluido los cds de Paralamas), INTERNACIONAL (el 98% es habla inglesa), SOUNDTRACK (que como dice el nombre ahí tengo los cds referidos a bandas de sonidos) y el último rubro es el siempre infaltable VARIOS (allí ubico los cds que son de otro genero músical, o compilados de revistas o varios artistas, como por ejemplo se me viene a la mente los CDS de Woodstock).
Luego, en cada rubro por igual, viene el orden alfabéticos y luego en cada interprete lo acomodo por la fecha cronológica de la salida de sus discos (siempre tomo como fecha la original que salió el disco, por ejemplo, Please Please Me de The Beatles está por el año 1963, por más que la edición sea la remasterizada del 2009).
Los Boxset están en otro sitio y forman parte de la decoración del living junto al centro musical y tv.
Bueno, un abrazo a todos y en especial a Santiago, que además de que compartimos la misma pasión por la música, también nos une el color de la camiseta.
Juan Pablo Borzani
Buenos Aires

juanelemental dijo...

Querido tucho, el comentario se convirtio en post en mi blog cuando vi se que se extendia por demas si queres verlo http://juanelemental.blogspot.com/2010/07/en-mi-discoteca-no-se-baila.html

bonito lunch dijo...

seré breve:tengo en un mueble que hice yo para los cds. la primera fila para todo brasil.la siguiente:beatles,stones,zappa y60/70s.la de abajo de esa:xtc, joe jackson y elvis costello (casitodo de todos).
y la ultima mezcladito de musica mas de 80 a 2000 en ingles.
en otro mueble que me hizo un amigo:Latinoamerica(uruguay,cuba panama,puerto rico etc.)europa(españa,francia y resto)
box sets,compilators.
y en otro mueble : todo jazz.
en otro lado tengo mis viejos vinilos.
Hace rato que compro mas.se me fue la exitation.
no fui breve. pido disculpas.

Santiago Segura dijo...

Grande Juan Pablo, quiero esa edición de Zeppelin! Y los de Floyd también... Veo que es común armar categorías pero que haya excepciones, como lo que contás de Paralamas.
Y vamos la Academia!

Lunch, y los discos argentinos? Me nombraste el mundo entero, menos los de acá. Yo soy malísimo para hacer manualidades pero probablemente mande hacer un mueble.

Juan, ya comenté por allí, expláyense tranquilos que no hay censura ni nada. Muy buenos un par de detalles de tu coleccionismo.

Martín Zariello dijo...

Tendré alrededor de 150 cd's originales. Las copias piratas y, luego, tener internet en mi casa, acabaron con mi espíritu coleccionista, actualmente (y creo que para siempre) esa manía por la música se trasladó a los libros, a los que sí acomodo por lo menos una vez por mes y no me entran en ningún lugar.

Cuando bajo mp3 (es decir, todo el tiempo) los grabó inmediatamente a un cd. No me gusta que se mezclen artistas (herejía), intento bajarme la discografía completa, aunque tengo cientos (no sé cuántos, tal vez 500) cd's en los que se mezcla todo. Son de la primera época en que tuve internet y no tenía ningún plan de almacenamiento.

No descarto en un futuro económicamente más holgado volver a los cd's, pero repito (no sin pena) que esa reserva monetaria dedicada al ocio desde ya hace algunos años fue monopolizado por los libros.

El artista del que más discos tengo es Spinetta y después viene Charly. Todos originales y comprados durante la adolescencia. Escuchados religiosa y diariamente. Me acuerdo todavía cuando era más chico y me compraba casettes en Musimundo (WTF?)

Saludos, genial post.

Hugo dijo...

Tengo muchos CD's, más de 300 seguro, pero honestamente no los tengo contabilizados. Encima los tengo mezclados con CD's grabados de hace más de 10 años, o sea, soy un desorganizado.

El primer CD nacional que compré fue "Lobo Suelto Cordero Atado" de los Redondos cuando tenía 12 años, y fue la primera discografía que completé.

Hoy en día no tengo equipo de audio, pero cada tanto me compro algún CD, lo ripeo a MP3 y lo archivo. Es un placer abrir un disco nuevo, y es una pena que sea tan (injustamente) costoso.

Y mención aparte para los muchíiiiiiiiiiiiiiiiisimos DVD's, aunque el 99% sean DVD-R bajados de la Interné.
Un apartado aparte para los DVD's, pero como en su mayoría son

Darío dijo...

Mi locura llega al punto de que me tomé dos horas para pensar un poco qué iba a comentar. Y después me di cuenta que iba a terminar escribiendo un libro, así que mejor resumo.
Los cd´s los tengo ordenados (aprox) cronológicamente. Pero no es una cronología relacionada con la edición del cd, si no con la epoca del artista, o con los años con los que yo lo relaciono. Por ejemplo, después de el último de los Stones viene uno de los Beach Boys o Genesis. Y así voy bajando. U2 esta con Police, y así.

Los vinilos por razones de seguridad los tengo guardados en un armario (mi hijo más grande más grande ya los respeta, pero la de 4 añitos puede llegar a usarlos de plato gigante para cocina de Barbie).
Vinilos tendré unos 50, y cd´s originales debo andar por 400/450. Y sigo comprando, no tanto como antes.

los dvd´s estan empezando a ocupar espacio, ojo, pero por ahora miran de lejos.

Si junto energías sigo comentando después.

saludos!

Santiago Segura dijo...

Corvino: comprar libros también está buenísimo pero tienen la desventaja de ocupar más espacio. Lo que sucede es que leer un e-book es un dolor de huevos y tener el libro es otra cosa.
Yo trato de grabar rápido los mp3 pero casi nunca lo hago.
Diariamente Luis y Charly, sí? Yo me compré Circo beat en cassette x $4... y hasta trae las letras.


Hugo, se cortó lo que escribías, si querés cerrar conceptos continualo.
"Hoy en día no tengo equipo de audio, pero cada tanto me compro algún CD, lo ripeo a MP3 y lo archivo".
Hereje! Cómo no vas a tener equipo! No sé si los discos realmente son tan-súper-caros, lo que da más bronca es saber que gran parte de ese dinero va a las discográficas y no a los músicos.

Darío, si te quedo algo en el tintero, largá todo. La idea no es que sean breves! Yo aún no tengo bandeja ni vinilos pero ya caeré en la trampa. Visualmente son 10 veces más lindos que los CDs, son como cuadros. Mantenelos al cuidado de las manos de un niño... imagino que sino es feo sentir esas ganas de asesinar a tu hijo, mejor prevenirlo.



Salud, enfermos!

Martín Zariello dijo...

A Charly lo escuché tanto que discos en estudio ya no los puedo soportar (a no ser los menos gastados: Pubis angelical, que ahora me parece genial; el primero de Serú). Por suerte en la red de redes hay muchísimos audios de recitales increíbles.

Yo me compré los casettes de Don Lucero, Exactas, Tester de Violencia y muchísimos más a dos pesos cada uno. Y después me los volví a comprar en cd, no tengo idea ahora, pero no estaban caros (de 10 a 15 pesos en aquella época). Lo que sí me encanto a principios de los 2000 cuando salió esa serie que de alguna forma imitaba el arte de tapa original. Pescado 2 vino con una copia del librito emblemático.

Salud.

Darío dijo...

Se me había quedado en el tintero que esa deuda con "Black and Blue" yo también la saldé recientemente! me llamó la atención la coincidencia.

Yo lo tenía en cassette, pero bueno... ya es igual a nada hoy en día; y me lo compré esta semana en cd.

Los cassettes son un tema serio; porque yo tenía unos 40; pero con el tiempo fui reemplazando algunos por cds, y luego pasé a darles mejor vida regalándolos a no sé quien.

Volviendo a la discoteca. También estan los que yo llamo "selectos": los cds de jazz y música clásica, que por no ser tantos estan arriba de todo a la izquierda.

Me gusta mucho mostrar las ediciones aniversario que tengo: "All Things Must Pass", "A Night At The Opera" (con dvd y todo), "Grace" (de Jeff Buckley) y alguna más que me olvido. Después esta el de Pearl Jam "Lost Dogs" que me encanta el pack. Importados tengo algunos, y me gusta cuando sus ediciones se destacan por la impresión y el diseño.

Mi próximo objetivo es la edición aniversario de "Desintegration" de The Cure. Y esta semana me compré el dvd doble de Blur con un documental increíble.

abrazo.

Santiago Segura dijo...

Yo a Charly nunca lo escuché tanto. Conozco bien sus discos, por supuesto, pero no de memoria, siempre me pareció música para escuchar de vez en cuando. Las ediciones simil-vinilo... las odio! Cuál es el problema? Que reproducen los discos tal como era en la época, en vez de sumarle data técnica y las letras al librito, que era justamente lo que en aquellas días faltaba. A veces te viene el cartón de caja y nada más, un bajón.
Eso sí, la de Pescado 2 se va al carajo gracias al librito, les recomiendo que la compren que sale sólo 15 mangos (ojo: es la finita, no la versión nueva en caja de cartón).

Casualidades Darío... me decepcionó el librito. Mucho "remaster", etiquetita, pero cero lyrics y fotos, no les cuesta nada!
Cassette: el peor formato para escuchar música de la historia. Tengo algunos pocos pero ni me gasto, es más, los equipos ya vienen sin "casetera".
All things must past lo vi hace poco en M! pero no tenía guita... no estaba caro. Qué bueno Grace.
No sabía lo de Disintegration, o me olvidé. De hecho, el otro día estuve entre B&B y ése, que no lo tengo en CD. Voy a buscar la edición nueva entonces!



Abrazo!

winston smith dijo...

Gran tema para comentar:
Hasta hace unos 6 o 7 años ordenaba mis cds según que banda me gustaba más. Cuando pasé de los 50 se me empezó a hacer cada vez más difícil tomar decisiones: que me gustaba más, La Renga o Los Piojos (contextualizando: me encontraba en los últimos años del secundario)?
Desde entonces, decidí ordenarlos por orden alfabético. Todo junto, sin distinción de géneros. Dentro de cada artista, los discos van por orden cronológico, con el más antiguo arriba y el más nuevo abajo (lo cual no tiene que ver con cercanía al suelo sino con orden, ya que son varias columnas de discos).
Otro tema importante es qué nombre tomas para el orden. Andrés Calamaro va en la A de Andrés o en la C de Calamaro. Al principio me había decidido por el primer nombre, pero hace 3 o 4 me decidí por los apellidos. Para las bandas, más fácil: se ignoran los artículos la, el, las, los, the.
Ahora ando aproximadamente por los 250 discos.
Otro tema con el que fui variando fue con el de original vs copia. Cuando surgieron las grabadoras de cds, un conocido mío me copiaba discos (si le conseguía el original) por $5. Me incluía una fotocopia blanco y negro de las tapas y la contratapa.
De repente, hacia mis 16/17 años, decidí que estaba mal copiar cds y que me iba a comprar todos originales. A la semana, mi viejo cayó en casa con una compu nueva: tenía copiadora de cds. Los principios se me fueron a la mierda.
De todas maneras, una vez que empecé a tener ingresos propios, mechaba la copia con la compra de originales. Desde hace unos 2 años aprox, decidí que no iba a copiar más y empecé a comprar todo original, excepto discos que me bajé y que no están editados por acá (cosa que trato de solucionar de vez en cuando a través de alguien que viaje a USA o alguna compra de importados en alguna disquería especializada) o que son difíciles de conseguir. Incluso estoy en proceso de "originalizar" mi discoteca, comprando originales discos que antes tenía copiados. Todavía me queda mucho, el 50% de mis 250 discos todavía son truchos (y por algunos no tengo intención de gastar un sólo centavo).
Otro tema son los mp3. No me compro nigún disco (excepto casos muy especiales en que confío ciegamente en el artista), sin antes habérmelos bajado, escuchado y decidido que me los quiero comprar. De todas maneras, bajo compulsivamente y pueden pasar años (literalmente) sin que escuche algo que bajé. (Obviamente, bajo sólo discos enteros y los ordeno en carpetas por artistas y año de edición). Tengo aprox. 45 GB de música en mp3 sin escuchar (o con escuchadas superficiales que no me deciden ni a borrarlos ni a comprarlos).

No podría dejar de comprar, porque le objeto disco va más allá de la música que contiene: la caja, el arte, el librito, etc, son componenetes esenciales.

Prometo ampliar con respuestas al resto de las preguntas cuando pase por casa y le pegue una buena mirada a mis discos

Pablo Libre dijo...

Yo creo que me han robado o "no devuelto" un 25% de los discos que tenía.

Tenía un mueble especial para la discografía de Beach Boys, uno para la de The Kinks, y uno para la de Bowie.

Dejé de comprar Cds en 2003, por el precio, y porque no conseguía lo que quería. Sigo coleccionando vinilos, pero no hay ninguno raro, y la mayoría los pude conseguir en mp3.

Debo tener alrededor de 400 Cds y 200 vinilos que no me pude traer cuando me mudé. quedaron todos en casa de mi hermano. Es más, ni equipo tengo acá. Pero tengo un cofrecito con DVDs, con algo así como 6000 discos en mp3. Tengo dos leyes: no me bajo greatest hits ni recitales, sólo discos de estudio. Y me dí cuenta de algo: mi hermano sigue escuchando los cds físicos, mientras yo continúo moviendo de uno a otro estilo por semana. No sé qué es mejor, si la curiosidad obsesiva o el gusto definido.

Por eso le rehuyo al tener Cds, siento que em obligan a escucharlos seguido, su presencia me exige algo que lo virtual no. Soy un pelotudo, lo sé.

Los que se me rayaron de tanto escuchar fueron los Greatest Hits de Queen, uno de los primeros que me compré (el primero fue Killers, de Iron Maiden), el de los Beatles en la BBC (nunca me gustaron, pero fué el primer doble que me regalaron, además de ser una enciclopedia del rock pre-63), y el que más aprecio es la Anthology of American folk music recopilado por Harry Smith, una joya de cómo comenzó la música moderna occidental.

Santiago Segura dijo...

Qué jodido ordenar por gustos! Hay cosas en las que es muy difícil elegir, mejor alfabéticamente, Winston.
Por qué les sacas los artículos? Es parte del nombre! Lo de los apellidos está OK.
Lo de la copiadora, genial, aunque tenés muchos truchos!
Lo del mp3 es tal cual, y gracias a eso uno puede escuchar antes de comprar buzones.
Seguila cuando veas la pila.


Pablo, siempre te leí burlándote de Bowie, cómo es eso?
Yo tampoco bajo Greatest Hits, a lo sumo compilaciones de singles y lados B, trato de encontrar un disco de estudio que me guste para ir descubriendo a quien sea.
Están bien las dos cosas Pablo, no todo se escucha en CD.
Voy a bajar la Anthology of American folk music, presiento que me pierdo de algo.


Saludos!

Hugo dijo...

Jajajaja, más que hereje soy una rata. Necesito comprarme un equipo de audio decente, esto de escuchar solo MP3 y en los parlantecitos de la PC tal vez me haya arruinado del todo el oído.

Santiago Segura dijo...

Jeje, vas a quedar como los pibes que escuchan música con el celular en el bondi! Cuidado que de eso no se retorna...

bonito lunch dijo...

argentos tengo algunos de spinetta, algunos de los piojos.
y otros que regalaron que ni mire siquiera.
los que merecen estar en mi repisa son los de spinetta.

Roedor dijo...

Uf. Puedo estar 3 horas contestando todo esto...

Tengo unos 2000 CD originales, quizás otro tanto en copiados, y bien arriba de 150 GB en mi laptop. La mayoría de mis CD's originales quedaron en la casa donde hoy viven mis hijos con su madre, por lo cual algunos de ellos los he bajado nuevamente. Al comienzo copiaba mucho en CD pero ahora no tanto.

Me aseguré, sin embargo, de traerme conmigo las colecciones completas de algunos indispensables, tipo Steely Dan, Elton John, Kate Bush, XTC, Paul Weller solo o acompañado y Joni Mitchell. Lástima con Pat Metheny, porque también le gusta a mi ex... De los Beatles, nada, porque eso ya lo llevo en la sangre...

Los originales de rock más heavy quedaron allá, porque a mis hijos le gustan esas cosas, tipo Zep, AC/DC, etc. También la mayoría de los discos de rock nacional.

Acá en mi depto tengo "sectores" en una estantería, uno es jazz, otro es ese pop balín que me gusta a mí tipo B&S, Felt, Cardinal, The Clientele, The Apples in Stereo y todo esa música "sensible". Otro es roots/Americana, tipo Neil Young, Wilco, AMC, pero también los Black Crowes y esa clase de gente.

Otro es prog, y ahí están desde VDGG, Gentle Giant, Genesis, Jethro Tull (que en realidad es hard rock, no prog ni mucho menos sinfónico) pero también Porcupine Tree y Flaming Lips.

Hay un sector de rock nacional pero más bien contemporáneo, con los que aparecen en la foto ahí arriba (esos tres, sí), pero también Rosal, Hamacas al Río, etc., y pilas de cosas viejas que usaba en un micro programa que tenía en una radio hasta fin del año pasado.

Tengo vario boxsets, pero el único que me traje es uno de los Byrds que la rompe. Las dos cajas completas de Zep quedaron allá. Y la de Pink Floyd que forma el prisma también.

Tengo sectores chiquitos de música brasileña y música francesa, y algo de electrónica hip hop downtempo y esas cosas. Y unos cuantos discos de clásica y tango instrumental.

Eso.

Si me falta algo, avisen. Lo completo.

Ah. No tengo ningún disco de Nirvana.

Santiago Segura dijo...

Lunch anti-Argentina! Aún no sé si a LP los querés un poco o los odiás del todo. No seas despreciativo con los regalos che... aparte si vienen cerrados se pueden cambiar!

Roedor, ganaste. Hasta ahora el de la discoteca más grosa. Todavía no escuché el último de Porcupine Tree, está bueno?
Cómo es eso de que hacías un programa -o micro en uno, es lo mismo- y nunca lo supimos?
Qué COMPLICADO debe ser compartir discoteca con una dama y después tener que repartir discos... mi caso sería violento creo, espero no llegar nunca.

Y muy gracioso tu odio a Nirvana, me hiciste recordar que iba a preguntar de qué banda famosa o clásica no tenían discos y me olvidé. Yo no tengo ni de Queen ni The Police, debería...

Roedor dijo...

No conté los cerca de 500 vinilos que están repartidos entre la casa de mi vieja y mi ex casa. Pero muchos de ellos fueron comprados en CD en su momento.

Creo que el primer CD que compré fue "The Sensual World" de Kate Bush, junto con uno de Gino Vannelli en vivo y el segundo de Tori Amos. Todavía los tengo, obviamente.

"The Incident" de Porcupine Tree está bueno, si es ese al que te referís. Últimamente descubrí un par de discos de Harrison & 05Ric, así como suena, que es un proyecto del baterista de los Porcupine Tree, Gavin Harrison. Suenan bien.

Queen y The Police hicieron historia por su música. Deberían estar en toda discoteca. Nirvana hizo fama (no historia) por tener un cantante drogón que confundió el marketing de la depresión con el talento, mediocre para componer, bastante malo como guitarrista y desafinado (además de monocorde) para cantar. No es lo mismo.

Nah. No se me ofenda, che.

Lo del programa es una lástima, pasaba de todo, desde Dulces 16 hasta Loli Molina, pasando por Comida China y Aeroblus. Si alguien tiene un lugar, ahí voy.

Santiago Segura dijo...

Yo tengo acá a la vuelta del laburo un local que vende bandejas. Siempre que salgo está cerrado, tengo que escaparme antes algún día...
Kate Bush, otra de mis grandes próximas escuchas...

Sí, me refería a TI, el anterior es buenísimo. Lo de Gavin Harrison no lo escuché, aprovecho y le agrego eso también.

¿Lo de Queen y TP es un reto? Ya sé que debería tenerlos, al menos el primero de The Police y 4 o 5 de Queen. Por eso digo que es una deuda.
A mí Nirvana me gusta así que no vamos a discutir. Eso sí: ni al Unplugged le encontrás bondades? Creo que en ese disco demostraron su musicalidad.

Vamos a averiguarte por el programa, siempre hay lugares...

Salud.

Roedor dijo...

Yo quiero comprar una nueva cápsula y una nueva púa para mi vieja bandeja, pero ahora pienso que también voy a tener que adaptarle los conectores porque no tiene RCA...

Lo de Queen y Police es un reto. No hay discos malos de The Police, ni siquiera mediocres. Queen es más difícil y más desparejo, a mí los últimos mucho no me gustaron, salvo el último, Innuendo, que es un tanto estremecedor.

Sobre Nirvana, honestamente el Unplugged me parece la mejor muestra de que compositivamente Cobain no era gran cosa: la mayor parte de sus canciones se parecen, y hasta tuvo la pésima idea de abrir el disco con "The man who sold the world" de Bowie. Después de escuchar eso, uno se da cuenta de que Cobain era una mala copia de una no tan mala copia de Lennon. Si bien Bowie en mi opinión tiene un espectro más amplio que Lennon, casi toda su producción hasta "Let's dance" tiene una fuerte marca del finado (Lennon). Yo no sé leer música, mi hijo mayor sí, y el tipo siempre arguye que se pueden escribir mil canciones en el mismo tono, y todas sonar distintas. Siempre pone como ejemplo a McCartney en ese sentido. Curiosamente, a Cobain lo respeta.

Bueno, basta, che, estoy ocupando demasiado espacio.

Santiago Segura dijo...

Bueno, The Police tiene la suerte -por decirlo de alguna manera; no despreciativa, para nada- de tener una carrera breve. Sumale Synchronicity también a las deudas, ya llegarán.

Tu teoría continua de lennonismo no la cazo mucho, o soy sordo o no veo tan claro el parentesco JL/DB.

Claro que se puede eso! No hace falta leer música para saberlo, hay doce sonidos y con eso hay que arreglarse, es así. Los jóvenes de hoy respetamos a Cobain en general...

Listo, cerremos acá. Bah, yo no tengo problemas en seguirla, pero para no aburrir...


Saludos!

Roedor dijo...

No, todo bien. Por ahí mi asociación de Lennon con Bowie debería limitarse a los primeros discos de este último. Hay mucha sonoridad lennon en los clásicos, ponele hasta antes de que se fuera a Berlin a hacerse el oscuro.

Me parece bien que respeten a Cobain, yo sólo creo que está un poco bastante sobrevalorado. Tiene unas cuantas canciones buenas, pero no era muy original.

Santiago Segura dijo...

Sí, puede ser en Space oddity y en algunos temas más... creo que me estoy quedando sordo. Jeje.
De Cobain no discutamos tanto, tampoco era Paul McCartney. Siempre me pareció un músico simple y honesto, qué sé yo.

Ale Do Carmo dijo...

Falto yo!
Nuestra obsesion me hace acordar a la escena de High fidelity donde el personaje de Cusack se pone a ordenar los vinilos por razones sentimentales. Yo soy bastante organizado, no se cuantos tengo pero ocupan una pared y los pongo por orden alfabetico (el primero es de los abuelos de la nada y el ultimo de ZZ top, tengo de todas las letras menos ñ creo)y de los artistas que tengo mas de uno los acomodo de acuerdo al año de edicion, asi me resulta muy facil encontrar lo que quiero escuchar. Mis objetos mas preciados son el box set de Nirvana, Pandora's toys de Aerosmith y PULSE de Floyd (la edicion con la luz.

Roedor dijo...

¿Todavía te anda la luz? A la edición que tiene mi hermana se le apagó luego de un mes...

Santiago Segura dijo...

Uh, Ale, la de las letras no la hice nunca! Un día que esté al pedo me pongo a ver de cuáles me faltan discos. De Nirvana decís "With the lights out"?

La edición de PULSE con la luz!!! Siempre me voy a arrepentir de no haberla comprado en M! hace unos años a 28 mangos, después de eso no la vi más. Roedor, decile a tu hermana que reclame su dinero, se la dieron sin pila...