martes, 4 de diciembre de 2007

Las cosas que pasan de largo

Es tanta la música que hay a disposición de nuestros oídos que, sencillamente, el tiempo nunca alcanza. Al menos si sos una persona que gusta de investigar y buscar cosas nuevas (cosas nuevas significa cosas que todavía no escuchaste, no solo cuestiones musicales recientes). En ese camino uno va descubriendo músicas que lo llevan a otras, sumergiéndose en distintos géneros y subgéneros -fascinándose con unos y sobrepasando o directamente ignorando otros- y desarrollando sus conocimientos. Claro que, como dije al principio, el tiempo sigue corriendo y nadie está las veinticuatro horas del día escuchando música. Esto genera que muchas cosas pasen de largo y uno olvide posar sus orejas en ellas. O simplemente, que ni siquiera se entere de otras.
Mi caso con John Cale es extraño: por esas cosas de la vida, nunca me había dispuesto a investigar sus aventuras musicales más allá de la gloriosa Velvet Underground. Sí había escuchado algunas obras maestras que lo tuvieron como productor, como el primer disco de los Stooges o Horses, de Patti Smith -sí, el tipo siempre fue un visionario- y su homenaje a Andy Warhol a dúo con Lou Reed, Songs for Drella.
Hace unos días, entonces, me puse a buscar. La respuesta fue un disco de hermosa factura, al que llegué luego de averiguar un poco sobre su vasta discografía solista. Paris 1919 fue editado en 1973 y según un par de crónicas que leí -en inglés todas, me hicieron laburar- es su disco más accesible, más clásico. De seguro debe ser así, ya que teniendo en cuenta que Cale siempre fue un tipo que gusta de innovar por el lado de lo extremo y lo experimental, este álbum brilla dentro de lo tradicional.
En este caso, son canciones que se podrían enmarcar entre Sunday morning -Velvet Underground ’67- y Sad song, del Lou Reed de Berlin (no por nada fueron compadres musicales; de hecho, Berlin y Paris 1919 fueron editados el mismo año). O sea, estamos ante un pop de armonías y arreglos clásicos, ideal para cualquier marco cotidiano de tranquilidad (la principal diferencia con el citado disco de Reed). Encuentren por sí mismos grandes momentos como Andalucia, Paris 1919 o Hanky Panky Nohow. Yo estoy en eso... y voy a seguir averiguando.

19 comentarios:

clau dijo...

¡Increíble! Entro a tu blog, veo esta portada, este disco, y justo en mi reproductor está sonando "Child's Christmas in Wales". Una gran casualidad gran.

Sólo decir que es un disco realmente hermoso: puro refinamiento, y el agregado de ese exquisito e irresistible acento galés.

Tucho dijo...

Es increíble de verdad! Porque convengamos que no es un disco muy conocido (digamos que el tema que estabas escuchando es encima el que abre la placa).
Coincidimos en la opinión, aparte.

Saludos.

Darío dijo...

Será bajado Don Tucho, saludos!

Luigi dijo...

Bene, vengo atrasadísimo con las descargas (todavia no puedo bajar los de Bowie).

De todas maneras un abrazo, en cuanto me ponga al dia le aviso.

Recontra dijo...

Me estás educando musicalmente Tucho, sabelo...
Sos el sñor Mishagui...

Aunque la Velvet no me gusta demasiado, salvo algunas cosas, lo banco a Cale solista...

Tucho dijo...

Bien por vos, Darío.

Luigi: urgente bajá los de Bowie. No podés seguir viviendo sin eso.

Recontra: la sola comparación con el señor Mishagui te redime de que no te guste demasiado VU.

Oh, girl... dijo...

Buenas!
Tanto tiempo...

cuando termine de estudiar lo bajo y lo escucho (si no, me distraigo, me cuelgo y gasto mi tiempo en otras cosas) :P

besos!

Tucho dijo...

Yo me lo bajaría antes de empezar a estudiar, mientras preparo el mate y esas cosas. Aparte dura solo media horita.

Ah, te felicito por estudiar a pesar de tener 45 años (jajaja). Un beso.

Lelaina dijo...

tucho sos más bueno que el pan lactal (?)

nunca escuché nada de este mr solista, so, lo bajo y después te cuento

Tucho dijo...

Ya lo sé.
Escuchalo y me decís. Beso.

Agus dijo...

ese cd lo tiene mi mamá! jajaja

che, quise firmarte en el post anterior pero me saltaba error, así que te digo ahora: para mí los red hot van mejor ubicados en los 90 más que 2000, por ejemplo, californication que es genial si no me equivoco es del 99.

besos

Tucho dijo...

"Pensando en los grupos que -si se quiere- marcaron el ritmo de estos años, podríamos citar a los Strokes y White Stripes, más algunas bandas que ya venían de la década anterior como Radiohead, Red Hot Chili Peppers y Foo Fighters".
Lea de vuelta señorita Agus y verá que decimos lo mismo.

Felicita a tu madre de mi parte, es dueña de un refinado gusto musical.

Besos.

Oh, girl... dijo...

basta, basta de usar mi nombre en vano!!!

me refiero a tu comment en frasesrockeras, cito: "comentario ohgirlistico"

no se escondan detrás mío cobardes!! =P

besos

Oh, girl... dijo...

PD los red hot van mejor ubicados en fines de los 80 principios de los 90, cuando sacaron sus mejores discos

solo eso

bye

Roedor dijo...

Discazo discazo discazo. No tiene un maldito segundo de desperdicio. Y Cale tiene varios así.

Tucho dijo...

Estoy en eso, investigando toda su carrera solista. La verdad que este fue un excelente comienzo.

Tucho dijo...

Ah, Girl, me olvidaba de vos. Los dos mejores discos de RHCP, a mi juicio, son Blood Sugar Sex Magik (1991) y Californication (1999). Supongo que te referís a Mother's milk, pero para mí estos que nombro lo superan.

Por lo demás... jajajajaja.

Oh, girl... dijo...

A mí de los Peppers me gustan todos, así que no puedo elegir... pero hay una gran diferencia entre los primeros (Freaky Styley, ponele) y los últimos (By The Way etc)... y en el medio, cosas como Blood Sugar Sex Magik, One Hot Minute... se zarpan.


uf cuánto hace que no los escucho...

Tucho dijo...

A mí me falta escuchar Freaky stiley -ahi lo pongo a bajar- los demás los escuché todos. El último me parece el peor: aburrido, flaco y sin la gracia que suelen tener. Encima doble al pedo.