miércoles, 15 de mayo de 2013

Charlas con músicos: Franco y Fósforo, de Pez (pt. 1)


Hace dos semanas me di una vuelta por la sala de uno de los grupos argentinos que (se está haciendo justicia) más creció en los últimos años. Los queridos Pez traen novedades y con su salvaje disco Nueva era, viejas mañas vuelven a un formato en el que se mueven con comodidad, el trío.

La idea inicial era charlar con los tres miembros, pero Ariel Minimal decidió no hablar esta vuelta: no quiere dar notas y se lo bancamos (ya nos dio su palabra hace un tiempo), por lo que fuimos al encuentro de Fósforo García y Franco Salvador post-ensayo del grupo. La mayor parte de la charla transcurrió con el gentil baterista porque Fósforo tenía que partir a otros destinos; de todas formas la base está y acá va un gusto más que nos damos en La música es del aire: una de nuestras bandas favoritas se explaya para nosotros y ustedes acerca de su música.
Aquí se va la primera, que la disfruten.

Texto: Tucho
Fotos: Victoria Schwindt

NUEVA ERA, VIEJAS MAÑAS

Disco nuevo: ¿cómo se fue dando?
Fósforo García: Yo tengo una teoría respecto de cómo se fue formando este disco, no sé si hablamos esto nosotros (lo mira a Franco). Para mí, cuando quedamos como trío empezamos a hacer cosas, después de haber dicho que no queríamos hacer un disco, porque te acordás que decíamos de no hacer un disco este año... Y salió un disco a la fuerza: para mí, cuando quedamos como trío hubo toda una movida energética, nos cambió la forma de tocar y eso nos generó una energía que venía con tocar un montón de cosas nuevas. ¿O no? (Vuelve a mirar a su compañero).

Franco Salvador: Sí. Tuvimos que mover piezas sí o sí con la salida de Pepo [Limeres, tecladista del grupo hasta mediados de 2012] y entonces hubo que rever cómo tocábamos un par de cosas, y eso nos fue llevando. Nos gustaba este formato de trío y cómo tocábamos, y empezaron a aparecer temas nuevos que pintaban para ese lado, nos entusiasmamos y le dimos para adelante.
Son once temas del disco, uno mío, uno de Fósforo y los otros nueve de Ariel. Las letras las hizo todas Ariel. Y bueno, pasó eso: estuvimos tocando mucho acá, ensayando, demeando y grabando. Como podemos grabarnos, escuchábamos un ensayo y reveíamos partes hasta que, ensayo tras ensayo, quedó como queríamos.

Fue fundamental la vuelta de Pez al trío para que exista este disco, entonces.
FS: No se si hubiera salido este disco.
FG: Este disco así, no. Quizá hubiera salido otro, pero este seguro que no.

¿Cómo se sienten volviendo al trío? En esencia, siempre tuvieron esa cosa de trío.
FS: Sí, no lo sé, por ahí con el tiempo seamos otra cosa... Así como estamos hoy, estamos bien, pero por ahí dentro de un año nos hinchamos las bolas y sumamos una gaita (risas). Ahora estamos cómodos, está sonando bien y estamos contentos, pero nunca descartamos nada... ¡con todo lo que ocurrió desde que empezamos! Todo lo que fue sucediendo estuvo bien, hemos llegado a tener hasta dos teclados, mirá si habrán pasado cosas raras... (risas).

¿Por qué Nueva era, viejas mañas?
FG: Fue idea de Ariel, y habla un poco de todas las cosas que cuentan las letras, en principio. Eso ya se lo tendrías que preguntar al poeta...

No tiene nada que ver con una nueva era en la banda, digamos...
Los dos: Noooo...
FG: Esas cosas son muy personales de Ariel y él puede llegar a decir o explicar qué quiso decir en cada letra. El nombre del disco encierra un poco el concepto de todas esas letras.

Me interesa esto, ¿ustedes por lo general no charlan de lo que hablan las letras?
FS: No, no se cuestionan; por otro lado nos gusta lo que escribe Ariel, entonces tampoco surge. A ver: nunca nos sentamos a preguntarle “che, ¿acá qué quisiste decir?”. Capaz vos escuchás la letra y te pinta por algún lado, a ella (señala a Victoria) le pega por otro; y a nosotros tres nos pega por el mismo lado, porque estamos viendo y hablando las mismas cosas, entonces por ahí entendemos más puntualmente lo que Ariel quiso decir. No hace falta la explicación: ya está ahí.
A la hora de componer capaz se discute más, se intercambian ideas, por momentos hasta de manera exacerbada, sin llegar a discutir...
FG: Sí, es una discusión...
FS: Bueno, sí, es cierto. Eso se labura más y como te decía antes, se revé: lo grabamos, lo escuchamos, lo modificamos, lo volvemos a grabar, lo volvemos a escuchar... Va transformándose y lo hacemos entre todos, si bien la idea principal de la canción la trae uno solo, después va teniendo aportes de cada uno. Por ahí se le corta una vuelta a un tema y lo sugirió otro que no fue el que lo trajo. Se mueve todo el tiempo hasta que queda donde nos gusta.


¿En este disco se laburo mucho así? Porque se hizo rápido.
FS: Sí, lo hicimos rápido justamente porque lo laburamos mucho previamente. Lo demeamos dos veces entero, algunos temas tres. Teníamos todo preparado para grabar y grabábamos en vivo, tanto los ensayos como el disco: sacando la voz, en el disco no hay sobregrabaciones; lo hicimos en El Pie, con el Pájaro [Gonzalo] Rainoldi. Las bases las grabamos en un día y al segundo día metimos voces, coros y esas cosas. Pero los temas los grabamos todos en un día.

¿Qué le ven de especial a este disco, comparándolo con los anteriores más cercanos? 
FS: Puntualmente, la diferencia de que hacía como ocho o nueve discos que no sonaba el trío y –nos da la sensación a nosotros– Nueva era... es más violento, más agresivo que los discos anteriores: fue quedando así. Y otra cosa que se representó bien y nos costaba era tratar de lograr que suene como el trío suena en vivo. Lo más parecido posible, con esa contundencia y qué sé yo...

¿Sentís que les costaba?
FS: Y, en los discos sí. Por lo menos, cuando después los llevábamos al vivo tenían otra furia. Es una percepción que tenemos nosotros y por ahí estamos equivocados, pero en este disco sí sentimos que se representa muy bien cómo suena la banda en este momento, quedamos re conformes con el audio. Era la primera vez que laburábamos con el Pájaro, un muy buen técnico.

PEZ DE GIRA

¿La idea es tocar mucho el disco por el interior?
FS: Sí, salieron unos FestiPez por el interior, con Fútbol y Humo del Cairo como invitados [fueron el fin de semana que pasó]. Es la primera vez que llevamos el formato fuera de Capital, y la idea es seguir, nos encantaría recorrer todo el país haciéndolo porque está bueno lo que pasa cuando tocás con bandas amigas y para la gente está bárbaro por la variedad de las cosas que pasan en el festival.

¿Les cuesta llegar al interior todavía?
FS: Algunos lugares ya los tenemos aceitados, que son los que repetimos dos veces al año: Córdoba, Rosario, Mar del Plata, Mendoza... Hay otros donde vamos de vez en cuando porque es más difícil.

El Norte es más bravo, ¿no?
FS: Sí, ahora igual empezamos a ir de a poquito para el Norte, desde Corrientes y Misiones hasta Santiago del Estero, Tucumán y Formosa... En Misiones tocamos en un festival al aire libre, con un escenario que estaba muy bueno y en Formosa también, en un lugar que está muy bien. Después hay lugares que nos son imposibles, no sé bien por qué, es una cuestión metafísica saber por qué no podemos ir a Neuquén, a Ushuaia...
Creo que de Ushuaia es el lugar del que más reclamos –por llamarlos de alguna manera– recibimos desde que empezamos a tocar. Hace 20 años que nos vienen pidiendo “loco, vengan a Ushuaia”.

¿Y qué pasa?
FS: Que las dos o tres veces que estuvimos por ir y que más o menos cerramos algo, estaba todo bien y dos semanas antes se cayó por algún motivo. Lo mismo en Neuquén, en Viedma... Y nosotros no tenemos la guita para ponerla e ir allá a ver qué pasa, necesitamos la ayuda de un productor del lugar que labure la fecha para que la gente se entere y vaya.
Es un objetivo que tenemos, estamos todo el tiempo con eso de poder ir al Sur, pero le buscamos la vuelta y se nos hace difícil. Es un traslado caro: el pasaje a Ushuaia son varios miles de pesos, pagar un lugar allá, que la movida rinda y vaya gente... No es fácil porque además tampoco sabemos qué puede llegar a pasar: si fuéramos sabiendo que va a ir a vernos mucha gente, listo, la hacés.


20 AÑOS: CHARLAS Y PROYECTOS VARIOS

Para los 20 años habían contado la idea de sacar un box-set con rarezas, más la película Hay lo que hay... ¿En qué quedó eso, se frenó por la salida del disco?
FS: No, vamos y venimos todo el tiempo con un montón de decisiones, quizás ahora te digo lo último que pensamos y dentro de una semana se cae también. Está eso de querer hacer el box-set, sí, pero es mucho laburo y no sabemos cómo encararlo. Hay que escuchar todas las cosas que grabamos desde el minuto cero y es un montón, tenemos una barbaridad: eso es lo que más nos frena para hacerlo, que es un laburo infernal de sentarse diez días a escuchar, a seleccionar.
Esa es una de las ideas, después dijimos de hacer otro disco antes de fin de año...

¡¿Otro disco de temas nuevos?!
FS: Sí, otra cosa. Pero son cosas que vamos hablando y claro claro no hay nada. Lo más firme en un principio era hacer el box-set pero ahora está medio frío, quizás lo llevemos a cabo. Más que nada es la decisión de decir “lo hago, le pongo el pecho y me pongo a escuchar lo que hay”. Si hacemos eso, realmente conscientes de hacer ese laburo, en diez o quince días tenemos que seleccionar las canciones.
La idea era tres o cuatro discos y un DVD: dos discos en vivo, otros de rarezas, no sé… Está todo ahí, hablándose y viendo si se hace o no.

¿Y para hacer un nuevo disco tendrían que ponerse a componer de vuelta o tienen algo?
FS: Sí, tendríamos que arrancar de vuelta, todavía no tenemos nada. Fue un arranque que tuvimos en estos días, cuando nos fuimos de gira empezamos a fantasear con la idea de hacer algo que no tenga nada que ver con este último disco, con esa cosa metalera y rústica. Pero vamos a ver qué pasa.

¿Volver a algo más cancionero, quizás?
FS: No sé si canción, formato canción no creo, algo más volado, más delirado y más psicodélico podría llegar a ser.
También estamos viendo de fabricar vinilos porque Fósforo y Ariel están con la fiebre del vinilo y compran como locos; yo no tengo para reproducir así que todavía no llegué, cuando me compre seguramente me vuelva loco también. Entonces también dijimos, en vez de sacar el box-set, de sacar algo en vinilo o reeditar algún disco... Hacer algo especial. Pero también hay que conseguir quien haga los vinilos...

¿Acá hay alguien que haga?
FS: Parece que hay alguien que hace unos más chicos, tipo EP, en los que entran dos temas por lado. Porque los que hacen afuera no los podemos entrar.

¿En Brasil hay fábrica, no?
FS: En Brasil hay una fábrica pero no sé si es de vinilo o de acetato, que es una cosa más berreta. El tema es que de Brasil o donde sea, los podés fabricar pero no los podés entrar. Podés entrar veinte, de queruza, pero si querés entrar 200 o 500 discos, olvidate. El costo es imposible y tenés que venderlos a 600 mangos. Entonces, no está definido tampoco (risas).
Lo único claro es lo del 18 en El Teatro, vamos a estar presentando el disco y probablemente lo toquemos entero...

* Pez presenta Nueva era, viejas mañas este sábado 18 de mayo en El Teatro de Flores (Av. Rivadavia 7800), junto a El Perrodiablo.
Entradas anticipadas en Ticketek; sin service charge: en Disquería Oid Mortales (Av. Corrientes 1145, local 17, ciudad de Buenos Aires); La Estaka (Rivadavia 334, local 20, Quilmes); y La Disquería (Calle 49 entre 8 y 9, Galería Williams, local 23, La Plata).
Vayan y aprovechen para comprar el disco que ya pueden escuchar acá y va a estar a la venta el día del show.

2 comentarios:

Luigi dijo...

Ando con un quilombazo tremendo de laburo y ocupaciones; ni tiempo para leer, escuchar musica nueva ni nada parecido. Pero bueh, aun me acuerdo de Usted, sobre todo cuando ví en el fixture "Racing - Godoy Cruz"

Un abrazo

Luigi

Santiago Segura dijo...

¡Leé con tiempo querido! En estos días sale la segunda parte, se demoró por falta de internet en mi hogar.

De fútbol ni hablemos...