viernes, 2 de marzo de 2012

Una sola cosa

Como no me puedo sacar de la cabeza a Spinetta, la sigo con él (prometo retomar pronto el ritmo que el blog tenía antes de que esto sucediera). Pero en esta vuelta vamos a ser breves y a hacernos una pequeña pregunta: siendo Spinetta un tipo que le cantaba tanto a la vida, ¿era el gris el color indicado para la portada de la Rolling Stone edición argentina?

Una pregunta de hinchapelotas, nomás. De todas maneras, la foto es bellísima.

6 comentarios:

Juanelemental dijo...

Te sigue interesando lo que hace Rolling Stone? Es publicidad y lobby, por algun recuadrito quizas encuentres alguna nota sin dolble intencion.

Anónimo dijo...

"ponte color, que al morir, los hombres son blancos, mas blancos"

Kind of Blues

JLO dijo...

eso pensaba mientras leía: la foto es muy bella como para despreciarla...

viste que la tapa que no fue era también ne blanco y negro... que tendrán estos de la rolling con eso? el arte arte es incoloro?

yo también estoy así de rompepelotas con el Flaco... salu2 spinettianos entonces...

Santiago Segura dijo...

Juan, me "interesa" para leer en el tren o el bondi cuando hay una tapa más o menos interesante, no la compro siempre. No la tomo como "la" revista ni como la Biblia, es un pasquín que de vez en cuando comprás para pasar el rato, a veces salen lindas notas y, otras muchas, cosas que no me interesan en lo más mínimo. Y claro que me doy cuenta cuando me quieren vender algo deliberadamente: la tapa del mes pasado con Soda Stereo, justo cuando el diario La Nación (del mismo grupo editorial) va a reeditar sus discos, es una obvia publicidad. Y así hay millones más, pero bueno... le doy la importancia que merece cualquier medio.

KoB, decís que va por ahí la cuestión?

La tapa que no fue es la que él pidió expresamente no salir? Era bravo el Flaco también... je.


Salud!

clau dijo...

Sin dudas que la foto es bellísima. Ese tono grisáceo le da cierta solemnidad, pero no me parece que fuera una decisión acertada.

Y coincido completamente Santiago con lo que decís sobre la revista. No es la Biblia, pero de vez en cuando tampoco es una lectura despreciable. El término medio, en este caso, está bien.

Saludos.

Santiago Segura dijo...

Es una revista y punto, no? A los medios trato de darles la bola que se merecen, tratando de que me sirvan ellos a mí y no tanto yo a ellos. Punto.

Salud maestro!