viernes, 14 de octubre de 2011

Lynne, Orbison y una cita con el sonido

Voy a ser directo y recomendaré dos grandes discos, con el mismo sonido y en la misma frecuencia. Es que hay algo en el cerebro y las manos de Jeff Lynne que le permite apoderarse de canciones propias y ajenas, para revestirlas de un sonido límpido y grandilocuente, ese sonido redondo que enamora los oídos al instante y colma el buen gusto.
Por ello, Jeff es considerado uno de los grandes productores de música pop en los últimos ¿30? años y su currículum lo avala: su trabajo fue requerido por gente como Brian Wilson, Paul McCartney, Tom Petty, George Harrison y más acá en el tiempo Regina Spektor, para aportar su oreja infalible y, en muchos casos, alguna ayudita en la composición de canciones (descontamos su recordada participación como productor de las Anthology beatles y en el supergrupo Traveling Wilburys).

Pero vamos al punto. Entre los tantos discos de los que JL participó -como productor en algunos temas y co-autor en varios-, se encuentra la última perla que grabó Roy Orbison, Mystery girl (1989). Mi conocimiento de Roy, hasta descubrir a los Traveling Wilburys, se basaba en una simple oración: aquél cantor que de chiquitos todos conocíamos por Pretty woman pero después no teníamos idea de quién era (?). Y resultó que Roy era una voz grandiosa, de esas gargantas privilegiadas, que llegan a lo profundo y dicen la verdad hasta en los silencios.
Bob Dylan lo describe mejor en sus Crónicas; él los sabrá convencer de que escuchen Mystery girl, una maravilla:
“Orbison trascendía todos los géneros: folk, country, rock and roll, lo que fuera. Su material mezclaba todos los estilos e incluso algunos que no se habían inventado siquiera. Podía adoptar un tono agresivo y perverso y luego cantar con voz de falsete a los Frankie Valli en el siguiente. No sabías si estabas escuchando ópera o una banda de mariachis. Te mantenía alerta, todo en él era muy visceral. Sonaba como si cantara desde la cima del monte Olimpo y realmente se lo creyera.
Interpretaba ahora sus composiciones aprovechando su extensión vocal de tres o cuatro octavas que te daba ganas de arrojarte en coche por un acantilado. Cantaba como un criminal profesional. Tenía una voz capaz de sacudir un cadáver y dejarte musitando algo como ‘Tío, no me lo puedo creer’. Había canciones dentro de sus canciones.
Orbison iba muy en serio. No se andaba con niñerías ni con pinitos de novato”.

Después de la palabra de Bob, bien podría callarme. Pero dije que tenía dos discos para recomendarles y el segundo, claro, es del bueno de Jeff. (Si no me equivoco, su única placa solista hasta el momento). Armchair theatre (1990), contiene el espíritu de redondez que poseen todos los discos que Lynne produjo a fines de los ochenta: Cloud nine, varios de Tom Petty, los de Wilburys. Y esa condición lo hace de por sí indispensable.

Si escuchan los dos álbumes seguidos, van a saber agradecer una cita placentera y hi-fi.

16 comentarios:

CALIGULA dijo...

Hi Fi, cuánto hacía no escuchaba Hi Fi...

Off topic: agregamos "LMEDAire" a nuestro selecto grupo de "lecturas".

Inobjetable.

Luigi dijo...

Se agradecen los links, ya le estamos dando curso!!

Roedor dijo...

Hoy pasaron "I won't back down" de Petty por la radio y resulta tan evidente que es Lynne el productor... Lo reconoces a los dos segundos por la bateria machacosa con eco, por los coros beatles y esas cuerdas en el fondo. Creo que esta francamente subvalorado, es mucho mas de lo que aparenta, que no es poco.

"Mystery girl" es un discazo, como si Orbison hubiera grabado mil veces las canciones de el en el vol. 1 de los Wilburys. A Orbison le pasa algo como a los Beatles cuando alguien les hace un cover. Las canciones son tan redondas que casi no le cambian nada. Adrian Belew, un bruto guitarrista y muy buen cantante, hizo "Not alone anymore" en "Young lions" y casi que no le cambio ni una nota ni un arreglo. La perfeccion es un concepto absoluto que no admite gradaciones, no se puede hacer mejor lo optimo. Y gran culpa de todo eso la tiene Jeff Lynne.

Santiago Segura dijo...

Viste Calígula, hay discos que hasta en la era mp3 suenan hi-fi. Se me vienen a la cabeza todos los de Lynne, Dark side of the moon... hasta Sgt. Pepper te diría.
Un honor el linkeo, gracias.

Déle Luigi nomás: no se va a arrepentir, se lo aseguro. (Puede que no te parezcan discos tan buenos la primera vez, pero a la tercera no parás de tararear).

Roedor, no sé si está subvalorado, noto que se lo menciona seguido... y su mano se nota, mucho. Tengo perdido por ahí ese disco de Belew, lo voy a buscar porque no recuerdo la versión.
Qué radio escuchás que pasa TP? Re-bienvenido.


Salud.

Roedor dijo...

Hoy lo pasaron en el programa de Varsky en la Rock & Pop. A veces se zarpan con cosas de ese tipo. Ayer mandaron Talking Heads, cosa que no escuchaba en una radio y programa mainstream desde hace no menos de 10 anios...

bonito lunch dijo...

radio blue pasa de la mejor musica.

bonito lunch dijo...

ZLXEYXWGCP7W

Rompecorazones dijo...

Dos deliciosas recomendaciones. Quien no los ha escuchado, se pierde de iluminar una zona su corazón.
Saludos.

Darío dijo...

Grandes recomendaciones Tucho. Dos discazos moldeados por el gran Lyne.
Redondéz, muy buena palabra para definir su trabajo.

Santiago Segura dijo...

Uh, Varsky está muy temprano Roedor! Arranco a laburar a las 10, qué lástima... capaz lo pongo en algún viaje de tren.

Bonito, a la Blue la escucho a veces en autos ajenos, pero no la identifico tanto. Me suena similar a Aspen, no?
(Qué pasó en tu segundo comentario?).

Rompecorazones y Darío (re-bienvenido), saben que opinamos similar al respecto. Si alguien se anima (corre para ustedes y para todos) recomiende un disco de ELO para escuchar con suma atención.


Salud!

Ale Do Carmo dijo...

Después de escuchar a los Travelling nunca mas volves a escuchar a Orbison de la misma manera. La voz que tenia era excelente con ese vibrato dramatico. Un grande
A Lynne y a la ELO los tengo en mis cuentas a saldar. Saludos!!

Santiago Segura dijo...

De Lynne el único disco es éste que puse, así que dale nomás. Creo que ahora está armando otro. De ELO no tengo nada, también espero recomendaciones. Hasta no hace mucho los miraba de reojo (quizá por prejuicios) pero con este tipo adentro algo bueno hay seguro.

Y me olvidé de agradecerles a Dani the Fish y Geraldinho (no recuerdo si los dos o alguno de ellos incluso me lo mandó) que me recomendaron este disco. Gracias al que sea!

Darío dijo...

Recojo el guante don Tucho, pero uno solo no puedo:
"Out of the blue", "Time", "Secret Messages".

Santiago Segura dijo...

Gracias Darío! Ya los busco y les doy play.

Abrazo!

Pablo Libre dijo...

Lynne es Dios. Chupala, Spector (no Spektor, aunque si se quiere sumar, Phil no le va a hacer asco)

Santiago Segura dijo...

Je, no le va a hacer asco pero yo que ella me rajaría antes de que saque el revolver!