domingo, 6 de diciembre de 2009

Dignidad eterna


Sí, yo también voy a escribir sobre Spinetta. Estuve a punto de no hacerlo por la cantidad de textos que vi referentes al histórico cónclave del viernes por la noche, pero quisiera remarcar algunas cosillas que me resultaron maravillosas:

1- La duración del concierto: un desafío rockero, de resistencia, paciencia y amor, para los treintipìcomil presentes en Vélez. Algunos cuantos se quejaron de ello, pero todos sabíamos que iba a dar para largo (quizá no imaginábamos que sería tanto). El dato numérico es increíble: 51 canciones en 5 horas y media, señores: la burbuja en el tiempo se la choreó el Flaco a los Soda dos años más tarde. Lo remarcable de esto radica en que -me atrevo a afirmarlo- todos salimos conmovidos por lo que vimos y escuchamos.

2- El altruismo de la estrella: Spinetta aprovechó la situación para mostrar a (casi) todos los que tuvieron afinidades en su larga vida musical (toda la vida, no cuarenta y tantos años). No sólo dio lugar a Ceratis y Juanses, sino que llevó a un estadio a músicos que no tienen la popularidad como para tocar ante tamañas audiencias. El lujo nuestro de escuchar a Diego Rapoport o Lito Epumer funcionó como un reconocimiento del propio Flaco a sus ex compañeros, quienes fueron adjetivados de maestros, genios, bestias y demás, primero por Luis y luego por todos.
LAS también se dio gustos, ni hablar: invitó a sus hijos Dante y Valentino para una versión con medley rap de Necesito un amor, de Manal, por citar. Y aquí salta otro detalle: el mimado de la noche, el homenajeado, homenajeó. Seleccionó gemas de varios autores clave del rock argentino; y sentí que lo hacía no sólo como tributo, sino también para darle al show un tono más cercano al de festejo del rock argentino que el de festejo propio. Y fue una fiesta de la música popular toda, ni hablar. El humor de Spinetta a lo laaargo de la noche lo certificó.

3- La variedad en el repertorio: claro, es sencillo hablar de variedad cuando hubo cinco horas de música. Pero el armado fue casi ideal, con lo más nuevo al principio, entre temas de Jade y su carrera solista de los últimos veinte años -que fueron más de los esperados-, los homenajes al rock argentino y los invitados más reconocibles y queridos por el público, para ir elevando el clima y cerrar con las bandas. Ni hablar que hubo momentos de alta densidad... ¡y claro, es Spinetta y es una de sus cualidades, amigos! (Deberíamos agarrar el diccionario y reanalizar el significado de esa palabrita, eso aparte).

4- Dulce 3 nocturno: Invisible y su prestancia, Invisible y su sonido refinado, Invisible y sus 3 músicos inclasificables, perfectos, monstruos. Invisible y la certeza de Spinetta violero terrible, Invisible y la base que tenés que llamar si querés el mejor trío de rock del país. Invisible. Por un rato vimos a Invisible tocar Jugo de lúcuma mejor que en el disco; y luego Pescado Rabioso y la belleza, seguida por, sí, la rabia rockera del final. Se notó que para la gran mayoría era el grupo más esperado y por eso fue el que más temas hizo (siete): la sorpresa inicial de Poseído del alba, la joyita de Hola dulce viento, con el placer de ver a Lebón y Luis juntos en un mismo escenario, ¡Cre-du-li-daaaad! y la aplanadora al final, con Cutaia yBlack más protagonistas y el agregado de Bocón Frascino para los tres simples maravilla del rock argentino: Despiertate nena, Me gusta ese tajo y Post crucifixión. Qué decir.

Que quedaba Almendra... la modernidad, eso fue lo que más me mató. El viernes 4 de diciembre de 2009, cuando en realidad ya estábamos en 5, di cuenta de que Almendra es la banda más moderna que hubo aquí. Escuché Color humano y A estos hombres tristes en sublimes versiones que me dejaron mudo y comprendí que hay una diferencia importante, abismal, en el lugar común del decir periodístico que afirma que cualquier disco de -pongámosle- los '70, "hoy sigue sonando como si hubiese sido compuesto ayer, ya que sus piezas siguen siendo actuales" y el verdadero valor del sonido mismo, el sonido vivo, en el pecho, digamos. A ver: si escucho el primer disco de Almendra, suena como a su época, con aquellas limitaciones sonoras en la grabación, por ejemplo. Pero al oír esas piezas tocadas hoy, al sentirlas en el calor del vivo, certifiqué que esta gente no es humana, son marcianos trayéndonos la novedad cuarenta años después. Y eso no es lugar común, ni ahí: hay que saber llegar.

5- La inclusión de Muchacha y ¿el fin del idiota? (no Starosta): en lo que me animó a calificar como suceso histórico, Luisito dejó para el final de Almendra -que no, no sería el final del show- su canción más conocida, por él mismo denostada y borrada entre sus obras tocables. Por pedido de su madre Julia, para quien pidió antidóping por el aguante hasta altas horas en el estadio, Luis rompió con años de conciertos sin Muchacha. Rompió quizá con su ¿terquedad? ¿negación? a ser popular y "simple". Así, los cuatro Almendra dejaron sus instrumentos, LAS reemplazó la eléctrica por una acústica y los otros tres, cracks, se le unieron en los coros, uno al lado del otro en círculo. Fue tan bello como inesperado -al menos para mí- y el broche perfecto para tantas sensaciones juntas. Esas cosas no se explican. (Tampoco se explica que Del Guercio y Spinetta tengan las voces tan fuertes e intactas, hay que pedirles que revelen el secreto).
A su vez, gracias a este momento, ruego que el deseo se haga realidad: luego de este regalo de LAS, espero poder afirmar pronto (aun no puedo) que ha muerto el idiota -¿siempre es el mismo o son muchos?- que pide la canción imposible en sus shows. En la recreación de Capusotto era gracioso, pero el "Flaco tocá Muchacha (o la que sea)" en vivo resulta cansador, incluso aunque deba admitir que un vivo gritó "Flaco tocá Lo que nos ocupa es esa abuela, la conciencia que regula el mundo" y me hizo reir... ¡Y encima, al rato, Invisible la tocó!

BONUS: La consciencia: para el final-final Luis tocó los dos temas que compuso -uno con León Gieco- a causa de la tragedia del colegio Ecos y contó, como viene haciendo desde que aquello sucedió, del valor de esos padres que intentan construir en una sociedad de mierda, con Conduciendo a consciencia. Después de ello, el final con tres hits de su carrera nos devolvió al show (sonaron Seguir viviendo sin tu amor, Yo quiero ver un tren y No te alejes tanto de mí) pero, justificadamente, se volvió al tema Ecos por la vivez de la Rolling Stone local. Los muchachos de la revista, que en su último número cuenta con Spinetta y Charly G. en su portada, osaron borrarle a Luis el lema de una remera que se había puesto, claro, para mostrar, como una de las principales personalidades que apoyan el proyecto de CaC que es. Luis contó indignado el hecho y pidió un fuck you -"¡fuck up!"-de todo el estadio para ese gesto más bien siniestro que vaya a saber uno qué oculta (¿qué será que no le conviene a La Nación de CaC?). Acto seguido, hizo subir a todos los invitados para saludar y recibir el aplauso final del público, con un detalle: todos llevaban puesta la remera con el "Todos fuimos, todos somos, todos podemos ser", a lo que Luis disparó un "a ver si la pueden tapar ahora". La respuesta de RS fue, como siempre en casos de este tipo, la de un pobre periodista haciéndole el caldo al jefe, por pedido, en vez de pedir las disculpas apropiadas y, como mínimo, mostrar una foto de todos los músicos con la camiseta puesta. Estos periodistas son los mismos que hablan de libertad de expresión, estos medios son los que bombardean de inseguridad sus portadas pero no muestran el proyecto y el accionar solidario de gente que perdió a sus hijos por inseguridad vial. No hay mucho que agregar, Spinetta les puso la tapa con el arte y la palabra, porque los grandes artistas son así, mueven y conmueven, nos dejan algo. En este caso, el recuerdo, eterno como esas bandas, de una noche mágica en la que los presentes nos sentimos en el jardín de Luis. Las palabras no alcanzan para agradecer tanto arte y amor.


¡No somos dignos, Luis!

23 comentarios:

Hugo dijo...

Un recital y más que me pierdo... creo que es la decimocuarta crónica que leo del mismo... y cada vez me da más bronca no haber podido ir.

Recontra dijo...

Imposible de olvidar.

Darío dijo...

Buena reseña, realmente se disfruta.
No fuí, así que se agradece.
No coincido con lo que decís sobre RS; creo que la tapa está buenísima y las explicaciones de la revista son entendibles.

Cadorna dijo...

Una mierda, aguante 2 Minutos.








(MODO ENVIDIOSOQUESEQUIEREMATARPORNOHABERIDOYLAREGRANPUTISIMAMADREQUEMEREMILPARIO OFF)

Santiago Segura dijo...

Quéva'cer Hugo, mejor no te cuento más entonces! Sí, encima en todos lados se escribe de esto, no leas nada...

Recontra, coincidimos, una locura total. Al fin pudiste ir a uno de estos shows, te lo debías!

Gracias Darío, traté de hacerla más con los destacados que la típica crónica de show, porque además es imposible hacerlo con un show de 5 horas y media!

Las explicaciones las subieron ahora, el fin de semana lo pusieron a Pablo Strozza de defensor editorial y fue una payasada. Yo sigo sin estar de acuerdo, y creo que se encanan solitos cuando dicen que Spinetta para las fotos "de adentro" de la revista se sacó la remera: queda más que obvio que se la puso para que salga en tapa. ¡Y la nota nueva la firma la "redacción de RS"! Ni siquiera pone la firma Ghitta o quien deba ponerla.

Además, permítanme todos desconfiar de los actos de una revista que es parte de un grupo que titula esto en uno de los diarios más importantes del país (lean la bajadita, poco disimulada):

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1208857

Santiago Segura dijo...

Uh, no había visto tu comentario, Cadorna... justo se me ocurrió copiar la lista con los invitados más reconocibles y subirla para los curiosos. Mejor no mires:

Primera parte (desordenada por mi mente):

1. Mi elemento
2. Tu vuelo al fin
3. Ella también
4. No te busques ya en el umbral (Umbral)
5. Fina ropa blanca
6. Sombras en los álamos
7. Alma de diamante
8. La bengala perdida
9. Las cosas tienen movimiento (con Fito)
10. Asilo en tu corazón (con Fito)
11. Al ver, verás
12. ¿No ves que ya no somos chiquitos?
13. Cielo de ti
14. Cisne
15. Era de Uranio
16. Vida siempre
17. Maribel se durmió
18. Té para tres (con Cerati)
19. Bajan (con Cerati)
20. Cementerio club
21. Adónde está la libertad (con Juanse)
22. Mariposas de madera
23. El rey lloró
24. Necesito un amor (con Dante y Valentino S.)
25. Filosofía barata y zapatos de goma
26. Rezo por vos (con Charly)


Segunda parte (creo que ordenada):

Socios del Desierto (Torres en bajo y Malosetti en batería)
1. San Cristóforo (Homenaje a Wirszt)
2. Bosnia
3. Nasty people
Invisible
1. Durazno sangrando
2. Jugo de lúcuma
3. Lo que nos ocupa es esa abuela, la conciencia que regula al mundo
4. Perdonado (Niño condenado)
5. Amor de primavera
Pescado Rabioso
1. Poseído del alba
2. Hola dulce viento
3. Serpiente (viaja por la sal)
4. Credulidad
5. Despiertate nena
6. Me gusta ese tajo
7. Post crucifixión
Almendra
1. Color humano
2. Fermín
3. A estos hombres tristes
4. Hermano perro
5. Muchacha (ojos de papel)
Final
1. 8 de octubre (con Mollo)
2. Retoño
3. Seguir viviendo sin tu amor
4. Yo quiero ver un tren
5. No te alejes tanto de mí


51 temas en 5 horas y media, Charly diría SNM...

Darío dijo...

Desconocía los pasos anteriores que había dado la revista; igualmente la tapa está buenísima y el encuadre también. Y lo del diario es chotísimo, pero no empecemos a relacionar porque terminamos en el 1900 (o hablando de LS y sus declaraciones sobre la seguridad, que a muchos buscadores de lo políticamente correcto les cayó mal).

Digo, no me parece lo del fuck you a RS, más allá de la opinión que tengo sobre la revi (nada positiva) y sus notas ultimamente, y la prensa del rock en general.

Genial idea de poner la lista Tucho!

Nacho dijo...

Grande Tuchito! Va a ser imposible de olvidar pero cada vez que se me borre algo del show voy a volver a leer esto...

Fui por Pescado, Invisible y Almendra y la verdad que no defraudó para nada, es más quedé flashado con los momentos Jade, Sujatovich al teclado y la voz pelada del Flaco fueron demasiado...

El tipo demostró honestidad al darle lugar a todos los amigos/músicos con los que compartió escenario... P
uso huevos, pasión, buen gusto... qué se yo de todo...

Anónimo dijo...

puedo decir muchas cosas, puedo hablar horas y horas de la emoción que todavía tengo, puedo decir un montón, pero voy a escribir cuatro palabras:

Invisible tocó La Abuela.

Mati cordoba

Martín Zariello dijo...

Es muy difícil soportar la mediocridad de la vida cotidiana después de esas cinco horas. Lo de Almendra es tal cual, lo increíble es que los escuchás cuando se reunieron en 1980 y suenan como una banda de 1980! Ver a Cutaia castigar su hammond como si fuera 1973, Lebón cantando Hola, dulce viento, Invisible (mi banda favorita y creo la de la mayoría de los jóvenes), La bengala perdida, las bromas de L.A.S, Color Humano! Tenemos veintipico y escuchamos en vivo cantar a Almendra eso de "Somos seres humanos sin saber lo que es hoy un ser humano". Es un lugar común decir que X recital fue una "fiesta/celebración" pero lo sucedido el viernes merece tal calificativo. Quiero que se junten el año que viene y toquen los 51 temas de la misma calidad que quedaron afuera. Y así sucesivamente hasta el infinito.

franco dijo...

creo q en el incidente de la tapa de rs ninguna de las dos partes tiene la razon.El enojo de spinetta puede ser entendible,pero pudo haberlo hecho publico sin la necesidad del fuck you

Y es bastante criticable lo de la rolling stones de no dar la cara y escribir bajo un ``la redaccion de rs´´.

buena reseña.Saludos tucho

Ale Do Carmo dijo...

Al final no fui, me alegro que haya estado bueno igual no me hubiera bancado mas de 3 hs. Ojala se junte Pescado para algun otro show

Saludos

Santiago Segura dijo...

Sí, puede ser Darío, demos por cerrado ese tema. Aquel desboque del Flaco creo que fue sacado de contexto: está más que claro que no apoya la pena de muerte.

Nacho, a mí también me encantó la parte de Sujatovich y la de Rapoport, creó un silencio digno de teatro. Pura magia.

Mati, me hiciste reir con tu cierre. Y tocó Jugo de lúcuma! Y Perdonado! Los 3 set de las bandas la descosieron mal.

Martín, es increíble, pero uno se pone a pensar todo lo que quedó afuera... y podría hacer 2 funciones más y nos caeríamos de orto todos, otra vez!

Franco, podría hasta decirse que el Flaco estuvo bastante maradoniano, no? Nunca se va a terminar de saber bien todo, pero yo estoy del lado de Spinetta, que se puso la remera exclusivamente para la tapa. A la vez, sabés dónde te metes cuando le das una nota a RS...

Ale, imagino que a los del campo les debe haber costado, aunque varios locos -miles quizá- poguearon sacados en el final del set de Pescado! Se rumorea que los que podrían hacer algo en 2010 serían los Almendra. Después de lo que vimos el viernes, ojalá.


Salutes.

anitamusical dijo...

fueron las 5 horas más mágicas de mi vida..cuando tocó alma de diamante el corazón se me estrujó..la emoción que había en el estadio era incontenible..lo que fue para mi, q con mis 23 años creí que nunca iba apoder ver Pescado, Almendra..INVISIBLE!!!!!
es el mejor regalo que pude hacerme y fueron los 120 pesos más justificados en cada centavo que hay!! 5 horas de magia y el Flaco demostrando que genios hay pocos pero que él es eterno

bonito lunch dijo...

spinetta parece un nene con lo de la tapa, ademas en las fotos si te fijas pone la carita de costado como los floggers.

Santiago Segura dijo...

Anita, y eso que te bancaste 5 horas parada. Consejo de amigo: nunca, en ningún recital, vayas a campo trasero. Las plateas altas son más baratas, estás sentado y escuchás mejor. Igual, en este caso fue una maravilla así que todo OK.

Lunch, me causó gracia lo de flogger. La verdad que el guacho se mantiene joven, pero tampoco para tanto! Todos los artistas tienen algo de niño eterno (perdonadoooooo!)


Pa los que quieran el show, chiveamos a estos capos que lo están subiendo:

http://aestoshombrestristes.blogspot.com/

Salud!

anitamusical dijo...

me meto yaaa
la verdad que estuve medio taramba en comprarme campo, pero pensé ilusamente que iba a estar más cerca,(me acuerdo de radiohead y pearl jam, otros placeres que me di en vida)igual tuvo su gracia la gente diciendo : valla social jajajaja
pero la próxima, al menos en velez, me saco platea la verdad
lo único choto es q me apoyaron 60.000 veces, me tuve que poner el brazo y evité que me embarazaran..encima perdí a mi novio entre el gentío pero ya fue, yo me dije, si pude estar al lado del escenario en pearl jam, con todo el sudor ajeno y los pelilargos saltando, me banco cualquier cosa. y además éste era uno de los recis de mi vida. prueba superada
soy fuerte jajajajajaja

clau dijo...

Y sí, es cierto: no somos dignos. Es casi una redundancia, pero nunca está de más reafirmar conceptos superfluos.

Me alegro que hayas estado ahí, Tucho.

Santiago Segura dijo...

Es que el campo TRASERO nunca es CERCA, el CERCA es para el VIP. Y nosotros no lo somos, supongo, Anita. De qué lado te apoyaron, que te tuviste que poner el brazo pa que no te embarazaran?! La verdad que los del campo sí tuvieron aguante, había que bancarse cinco horas parado...

Es que a veces esta gente no te permite decir otra cosa, Clau. Y yo también me alegro, no tengas dudas.


Perdonen la demora de publicación, soy un colgado.

Quizá en unos días escriba algo...

Aldo D. B. dijo...

Disfruté tremendamente de éste show... Coincido con el relevamiento que hacés... Igualmente mantengo una discusión sobre si el recital no se podría haber sintetizado una horita, sin perder variedad y calidad... pero como vos decís, a nadie pareció molestarle, sino todo lo contrario... muy bueno tu blog, un abrazo

Santiago Segura dijo...

Seguro que sí, hasta podría haber durado 3 horas. Pero bueno, si los shows son cortos nos quejamos, y este se fue al otro extremo! Al menos yo, no sé qué hubiera sacado. Quizá 4 o 5 temas de su etapa solista, no mucho más.

Saludos!

Anita dijo...

maravilloso post, muy lindo.

Santiago Segura dijo...

Gracias Anita, compañera sanmiguelina! No serás mi hermana, no? Por la música que escuchás, no creo.