miércoles, 27 de agosto de 2008

Siempre tan alegre, vos...

Berlin es el tercer disco solista de este arisco hombre del rock llamado Lou Reed. La definición de Wikipedia respecto de él es más que elocuente, cierta en más de un punto; la enciclopedia virtual lo define como una tragic rock opera.
Reed cuenta en Berlin los andares de una muchacha de las calles, Caroline, y su respectiva relación con un yonqui de nombre Jim. Se imaginarán que la historia no es precisamente un cuento de hadas, o una película de Suar... El detalle -esos detalles que nunca son tan pequeños para pasar por alto- es que Caroline es alemana, y el yonqui, yanqui. ¿Y? Siendo un poco rialista, me animaría a afirmar que la puta alemana es nada menos que Nico, la dama que cantara en la primera grabación profesional que hizo Lou en su vida -el glorioso The Velvet Underground & Nico, claro; los de la fotito de arriba- y Jim, un tal James Morrison. Lo gracioso es que di cuenta de esto cuando empecé a buscar info sobre el disco. Claro, cabe explicar que en la vida real, Jim y Nico fueron amantes.
Igual, esto es un dato de color si uno desglosa el álbum desde sus formas musicales...

Berlin agobia por todos lados, ahoga. Desde la siempre cruel y seca forma de cantar del narrador, desarrolla piezas de difícil digestión. Historias sombrías, drogas, depresión, tristeza y violencia son los temas recurrentes, todo en un marco de decadencia extrema como sólo este muchacho lo podría hacer. (Sí, leen bien, todas esas cosas lindas en un solo disco). Además, Lou cuenta con un seleccionado de músicos envidiable -entre ellos, Steve Winwood-, y la producción de Bob Ezrin.
Sólo por ser selectivo y todo lo breve que puedo (nada), voy a elegir las tres piezas que siento como claves en el desarrollo de la obra:
Men of good fortune es la primera. La voz de Reed tiene la expresión justa y necesaria, en especial cuando canta la frase “and me… I just don’t care at all” y te convence totalmente de que, sí, a ese tipo no le importa nada de nada. La sección rítmica del tema es excelente: escuchen el increíble bajo, en esta gema y en todo el disco, de parte de Jack Bruce -afirmativo, el de Cream- y la intensidad lograda. La canción data de épocas primigenias de Velvet, pero recién aquí fue incluida. Decisión acertada de parte de su autor reflotarla para este momento de su carrera.
La segunda pieza clave es The kids, que cuenta cómo Carolinita es alejada de sus hijos por la ley (o sea, le sacan a los pibes por mala madre; según canta el hermano mayor y perdido, de Maximiliano Guerra). Es otro momento -quizá “el” momento- desesperante, de guitarras acústicas pero una densidad que supera ampliamente ese formato. Si uno no supiera de qué habla, podría tomarla como una canción austeramente alegre. Eso, hasta que escucha los llantos de niños al promediar el tema. La Wiki dice al respecto que los pequeños son nada menos que los hijos del productor, quien habría cometido la bestialidad de decirles a sus críos que la madre los había abandonado... ¡para luego grabarlos llorando! (Nota 1: y uno pensaba que el único productor loco era Phil Spector). (Nota 2: Ezrin se encargó de desmentir el mito, pero la gerencia de este blog ha decidido dejar el dato como cierto porque queda bien con la onda del disco). Tan feo suena ese intermezzo desesperante de los niños sollozando y a los gritos por su mami con un fondo musical de acordes mayores, que trajo como resultado la prohibición del tema en muchos países.

La tercera pieza es la clave, y merece este párrafo aparte. Una de las mejores composiciones que Reed haya hecho jamás, tiene todos los elementos de canción perfecta. Otra interpretación majestuosa de su voz, orquestación ídem, pasajes musicales brillantes... No por nada es el cierre del disco, luego de The bed, que narra el suicidio de la dama germana. Sisí, hablo de Sad song. ¿De qué otra forma podría terminar Berlin? Una canción con ese nombre y sentido de la épica triste -ya hablé millones de veces de esto en el blog, así que no explico de vuelta-, con Lou diciendo el estribillo con la voz más grave y fulera que puede, pero acompañado de coros que lo contrastan de fondo; más una sección de cuerdas simple y deliciosa, que repite una melodía que se hará mantra para fundirse en el final. Notable.

En fin, supongo que este es uno de los discos más bajoneros y crueles de la historia del rock... Y si se tiene en cuenta que salió después de su intento solista más reconocido y up, Transformer, no queda más que agradecer por una obra maestra sobre las miserias humanas y todo lo que traen, llevan y dejan. Alguien lo tenía que hacer y nadie lo podría haber hecho mejor que Reed, un pesado de verdad.

25 comentarios:

Batista dijo...

Excelente blog Tucho. Lou Reed maestro total, un discazo Berlin.
Si se me permite un aporte: el gran Jack Bruce toca el bajo en todo el disco menos en Lady Day (Gene Martynec) y en The Kids (en esta hace lo suyo Mr. Tony "stickman" Levin).

Nacho dijo...

Muy buen disco! Recomiendo la peli homónima donde Lou con orquesta, coro de chicos y algunos invitados se toca todo el albúm! (se vio este año en BAFICI y está en emule)

Tucho dijo...

Bien por la aclaración Batista. Pasan tantos músicos por el disco...

(¿Trajiste la medalla?)

Nacho, todavía no vi la peli, debo conseguirla. Seguro está buena.

Batista dijo...

Vi que buscabas Field of fire de Richard Lloyd, si todavía no lo encontraste lo subí a Tapperware.

Diegueta dijo...

Discazo amigo, sería bueno escucharlo en vivo, durante este año me parece que lo estuvieron tocando el disco entero no?
Saludos y gracias por pasar

Tucho dijo...

Buenísimo Bstista, hace rato que lo busco. Y el último también.

Diegueta, lamentablemente, Eduardo Fabregat nos ha sacado esa pequeña ilusión: escuchó de boca del propio Lou que no va a traer el show donde presenta el disco entero.

Darío / Viaje Secreto dijo...

Sublime reseña che. 5 sobre 5.

Un abrazo!

yo dijo...

Berlin? pensé que era un post sobre la banda Berlin, esa ochentosa, más conocida por hacer el tema lento de Top Gun.

Encima confundí a Nico con la cantante de Berlin...bueh....eso pasa por mirar rápido
saludos!:)

Tucho dijo...

Gracias Darío, igual lo sublime es el disco. Todavía no escuché el de la dupla!

Lau... sin palabras, supongo que estás dormida, a veces pasa. Lou no te perdonaría, yo sí.

Diego dijo...

Buenas... Muy bueno su post tucho.

No escuche nada de Lou Reed, por lo menos consciente, por lo que me pregunto si su voz sera onda Tom Waits...?

Ya veremos.

Saludos!

Tucho dijo...

¿Nada de nada? Bajalo ya, ya, ya.

Y no, nada que ver con Tom Waits.

Fede dijo...

Recién me enteré que estuvo anoche en el Gran Rex con su jermu (!).

La Velvet es una de mis bandas favoritas, pero extrañamente, a Lou Reed solista no lo tengo mucho. Este disco que posteaste es una gran oportunidad como para empezar a descubrirlo.

Saludos.

Pol dijo...

El primer disco que me compré de Lou, y el único que nunca pude terminar de escuchar.

Madi dijo...

No sabía lo de Nico y Morrison, guachi. Me encantan esas historias de atrás, tipo el triángulo Harrison-Boyd-Clapton, no me avergüenza decirlo.

Copado que subiste algo, ya me estaba preguntando en que rayos andarías, Tuchito, que colgaste así con el blog.

Besos muchos y de varios colores.

PD: No me agrada que sujetos anónimos anden usando mi nombre en vano por ahí, qué cosa, che...

Madi dijo...

Ah, nono! Me olvidaba, pero la otra historia de detrás de escenas que me encantó, es la de los niños llorando, qué genial (era como obvio que me iba a dar, por lo menos, risa, no?)

alguien dijo...

este disco definitivamente me marcó, aunque, hoy por hoy, seguramente no aguantaría escucharlo ni por la mitad.

últimamente estuve dándole duro y parejo a los demos de la velvet (v.u., another view, peel slowly and see) y no los puedo dejar! es increíble cómo distan algunas versiones de las que salieron en los discos.
venus in furs es directamente una canción renacentista, con john cale cantando y ese particular acento inglés. all tomorrow's parties tiene la atmósfera de un tema country. satellite of love es mucho más rockera que la que salió finalmente en transformer. y bueno, también otros temas que salieron en el primero de lou reed.

(sé que el párrafo de acá arriba no tiene nada que ver, pero me es imposible separar el principio de la carrera solista de lou reed con lo que hizo en la velvet.)

bonito lunch dijo...

muy bueno señor torrente.

Tucho dijo...

Fede, es una gran oportunidad pero lo tenés que dejar parir, es jodido que entre sino. Pero mata si le das el tiempo.

Pol, en serio? Volvé ya, dale su segunda chance. Y supongo que tu afirmación viene porque no escuchaste Metal machine music... si terminaste ese y no este, estás más loco de lo que creía.

Madi: jajajaja, qué viva que sos. Lo de los niños llorando es muy cruel, aunque the producer la desmintió de toque.

Alguien... (¿cómo se llamará, no?): siempre que se habla de Reed se vuelve a Velvet. Es como hablar de Spinetta y llegar a Artaud, y esas cosas... Veo que les cuesta Berlin, no me parece tan inescuchable. Me están espantando al público che!

Lunch: qué decir ante su amplitud de términos más que saludarlo.


Y a todos quienes anden por aquí también...

alguien dijo...

jajaj no es que hoy me parezca inescuchable! lo que suele pasarme con la música que, de alguna manera u otra me apasiona, luego de un tiempo la "gasto". no la siento como antes.

si en la música que escuchás ya no hay vida
si la letra ya no tiene inspiración
si aunque aumentes el volumen ya no hay fuerza
son los tiempos que están huecos de emoción


creo que esa estrofa de serú girán no puede expresar mejor lo que me pasa. y bueno, además hace bastante que no tengo ánimos como para bajonearme, je.

Socio del Desierto dijo...

Tengo disco rígido nuevo, y Lou hace un tiempo que está en lista para bajar cosas.

Tucho dijo...

Creo que eso nos pasa a todos, más que nada con canciones sueltas en mi caso. Canciones que por épocas me enloquecen y en otras me da igual. Explicado perfecto, Alguien.

Socio, esta es la chance que el destino quiso darte con Reed. A por él.

Diegueta dijo...

Amigo, te invito a pasar y votar por una nueva encuesta de recitales históricos.
Saludos!!!

winston smith dijo...

tucho:
recien ayer cai en tu blog. la verdad que tengo que felicitarte, me parece excelente, tanto lo que escribis como mucho de la musica que elegis para postear. en un posteo viejo (d ehace mas de un año) vi que buscabas A.M. de Wilco. no se si ya lo conseguiste, pero por las dudas te pongo dos links:

http://rapidshare.com/files/116295999/wilco_-__01_am__1995__by_yhf.rar

http://rapidshare.com/files/485699/_1995__w_i_l_c_o_-A._M.rar

espero que te sirva!
saludos y felicitaciones de vuelta

Ale Do Carmo dijo...

Excelente post maestro. Vi la peli en el BAFICI y me gusto mucho, y ni hablar de las arrugas del viejo en pantalla gigante
Saludos

Tucho dijo...

Diegueta: definitivamente, al Rock and Roll Circus! Entre los Rolling con Jones, Dirty Mac, y los Who tocando A quick one, ya me daba por hecho.

Winston, gracias por los elogios. Por suerte ya conseguí hace un tiempo A.M., igual sirven los links para cualquiera que entre de casualidad a comentar.

Ale, la película es una deuda aún, pero ya llegará a mis manos algún día.

Saludos!